El Centro Julián Sánchez ‘El Charro’ acoge una exposición de pintura del salmantino José María Lucas Luis

La muestra ‘Lugasa’ ha llevado al artista de Galisancho a exponer desde hace medio siglo por toda Europa, destacando en Alemania y Francia

José María Lucas Luis, pintor autodidacta nacido en Galisancho, junto a una de sus obras

El Centro Municipal Integrado Julián Sánchez ‘El Charro’ del Ayuntamiento de Salamanca acoge desde hoy hasta el 27 de septiembre una exposición de pintura del salmantino José María Lucas Luis, natural de Galisancho. Bajo el título ‘Lugasa’, recoge una muestra del arte que le ha llevado a exponer por toda Europa desde hace medio siglo.

La exposición se podrá visitar hasta el 15 de septiembre de 9:00 a 14:00 horas y desde el 16 al 27 de septiembre de 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas (los sábados y domingos de esta última quincena, de 10:00 a 14:00 horas).

El artista destacó que “desde pequeño soñaba con poder exponer en mi querida Salamanca, sueño que estoy llevando a cabo mostrando una milésima parte del conjunto de toda una vida artística”. Y añadió que “el arte debe generar vínculos que enriquezcan las relaciones humanas; comprender el arte es pura sensibilidad, coeficiente intelectual de cada uno, unido a la educación artística. La capacidad creativa en arte es ser capaces de buscar lenguajes que ofrezcan varias emociones simultáneas”.

José María Lucas Luis nació en Galisancho (Salamanca) en 1934. Pintor autodidacta, destacado desde la infancia por su habilidad y destreza en el dibujo, estudió a fondo a los grandes maestros de la pintura en el Museo del Prado y, en especial, a Francisco de Goya.


En 1962 se trasladó a Alemania a trabajar como mecánico ajustador. Fue en aquella época, cuando ya tenía más tiempo para poder dedicarse a pintar al óleo, además de poder costearse los materiales necesarios, cuando se presentó a una exposición colectiva de pintores españoles que organizó el consulado español en Munich, donde obtuvo el segundo premio. Es a partir de aquí cuando empieza a exponer, obteniendo innumerables premios y reconocimientos como en la exposición patrocinada por Opel Automóvil en la ciudad de Russelshein o la exposición en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid.

En 1977 ingresó en el prestigioso Circulo de Arte de Bielefeld para continuar con su carrera pictórica, coincidiendo con grandes artistas de la talla de Jerezeckc, MorroHenze, R. Tractzel, I Grau y otros. Desde entonces, ha realizado innumerables exposiciones, tanto individuales como colectivas, por toda Europa, destacando en Alemania, Francia y Bélgica.

En 1992 regresó a España, tomándose un tiempo sabático, para meditar y reflexionar sobre su pintura y dar un giro a toda su obra, para adentrarse en el mundo de la abstracción, sentir de una manera más libre lo que siente y poder plasmarlo en sus cuadros.