Las Arribes al día

Localizados dos senderistas extraviados en la tarde del sábado en las arribes del Huebra

Se adentraron en el puente Resbala con la idea de llegar hasta el puente de La Molinera, y desoyendo la recomendación de un guía local decidieron continuar hasta quedar atrapados en el monte

Zona aumentsada en la que se encontraban los senderistas

Sobre las dos de la tarde de este domingo eran hallados dos senderistas que se habían extraviado el día antes cuando intentaban realizar el recorrido río abajo de las arribes del Huebra, concretamente el tramo comprendido entre el puente Resbala, en la zona de Bermellar, y el puente de La Molinera, en Hinojosa de Duero.

La pareja de senderistas comenzaba la ruta a las nueve de la mañana del sábado, en el puente Resbala, acompañados de un guía local, pero al llegar a un punto determinado el guía les indicó que “a partir de ese lugar el tramo era muy complicado y que él no proseguía, aunque los senderistas rechazaron la propuesta e indicaron al guía que querían continuar la ruta”, narra para LAS ARRIBES AL DÍA uno de los jóvenes protagonistas del rescate, Rubén Sánchez Bermejo, que junto a su amigo Iván lograron localizar a los senderistas para indicarles el camino de salida del lugar en el que habían pasado la noche.

“Llegados a ese punto, el guía, Manuel, les propuso a los senderistas quedar en un punto del río Huebra, en un ‘caozo’ con un valle que da al término de Bermellar, a lo que accedieron”, señala Rubén. Sin embargo los senderistas no llegaron al punto acordado, pues quedaron atascados en el monte y obligados a pasar la noche en la ladera del Huebra.

Tras que los senderistas no aparecieran en el punto concertado, el guía alertó a la Guardia Civil de lo sucedido, comenzando entonces las labores de búsqueda, labores que se interrumpieron con la llegada de la noche para su reinicio a primera hora de este domingo.

Fue entonces cuando Rubén y su amigo Iván decidieron acompañar a la Guardia Civil junto a su amigo Manuel, incorporándose a las labores de búsqueda. “La Guardia Civil fue a un picón a ver si desde ese punto los divisaban y nosotros fuimos dirección al ‘caozo’ de La Lámia. Desde arriba intentamos localizarlos y en un momento nos pareció escuchar la voz de una mujer, así que bajamos al rio, hasta el ‘caozo’, y cuando llegamos comenzamos otra vez a llamarlos y descubrimos que estaban a unos 50 metros de nosotros más arriba. Se habían metido por un acceso mucho más difícil, y llegaron a un punto en el que no podían ir ni adelante ni para atrás”.

Los rescatadores comenzaron a ascender la ladera hasta alcanzar un picón un poco más arriba de donde se encontraba la pareja de senderistas, “desde el picón establecí contacto con ellos e Iván accedió por una zona de difícil acceso y les indicó el lugar para retroceder en el camino, y así conseguimos sacarlos. Estaban bien, lo único que no habían dormido y tenían algunos arañazos, pero regresaron a Bermellar por su propio pie. Es cierto que les facilitamos agua, porque ya no tenían, pero estaban provistos de comida”.   

Final feliz para una imprudencia que podía haber acabado en tragedia, y no fue así gracias a la colaboración desinteresada de tres jóvenes de Bermellar, que decidieron poner sus conocimientos del terreno y sus facultades físicas al servicio de los demás.