Las Arribes al día

Vistoso festejo mixto en Vilvestre con salida a hombros de la terna al completo

El rejoneador Sebastián Fernández corta dos rabos, por uno su compañera de terna, Rocío Arrogante, y tres orejas el novillero Fabio Jiménez

Vistoso festejo mixto el que ha tenido lugar este domingo en la localidad de Vilvestre, segundo de las Fiestas del Toro en honor a San Sebastián y en el que actuaron los rejoneadores Sebastián Fernández (dos orejas y rabo y dos orejas y rabo) y Rocío Arrogante (ovación y dos orejas y rabo), además del novillero alumno de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, Fabio Jiménez (dos orejas y una oreja). Se lidiaron seis novillos de Cañero, de excelente juego para el caballo y también para el toreo de a pie.

Abría plaza Fabio Jiménez con un novillo sin peligro que dio una voltereta en los primeros trasteos con el capote, aunque se fue recuperando conforme discurrió la lidia. Por el derecho salía con la cara en alto, así que el torero cambió de mano y fue por el pitón izquierdo por el que lograría un par series templadas que llegarían al público. Mató de una estocada y desorejó al de Cañero, que fue aplaudido en el arrastre. En su segundo, cuarto de la tarde, Fabio Jiménez tuvo en suerte un novillo más cuajado, aunque manejable. Estuvo bien con ambas manos, aunque con la izquierda logró un toreo más templado. Mató de una estocada casi entera, lo que le obligó recurrir al de cruceta. Tras un primer intento fallido, dobló el de Tarazona de Guareña, que se llevó aplausos en el arrastre dejando una oreja para el novillero.

Sebastián Fernández montó el lío en Vilvestre tras cortar las dos orejas y el rabo a cada uno de los dos novillos que tuvo en suerte, ambos con vuelta al ruedo y que dio también el ganadero, José Carlos González Sánchez,  acompañando al rejoneador en el primero. Sebastián Fernández estuvo en ambos novillos muy bien en el toreo a caballo y con las banderillas, haciendo un gran alarde de doma en su cuadra.

Rocío Arrogante sustituía en el cartel al anunciado Víctor Herrero, y aunque en su primero no estuvo a la altura del novillo de Cañero, al que apenas aprovechó en el toreo a caballo y cuya faena concluía con solo tres banderillas puestas, una de ellas corta, echó el resto en su segundo, sexto de la tarde y que cerraba plaza. Sabía que tenía que aprovechar la oportunidad que le quedaba, y así fue. Rocío Arrogante le puso ganas al sexto y estuvo bien en el toreo a caballo y con las banderillas, matando de un rejonazo. A petición del público, el presidente le concedió las dos orejas y el rabo.

Buena y calurosa tarde de toros en Vilvestre para despedir las fiestas, festejo que se desarrolló con un gran ambiente festivo y que cumplió expectativas tras que los tres acartelados salieran a hombros, y aunque no fue el caso del ganadero, excelentes novillos de los Hermanos Cañero, dos de vuelta al ruedo, que podía haber sido alguno más de rejones, y el resto aplaudidos en el arrastre.

Ficha del Festejo:

Novillada mixta sin picadores
Fabio Jiménez: dos orejas y una oreja.
Sebastián Fernández: dos orejas y rabo, y dos orejas y rabo.
Rocío Arrogante: ovación y dos orejas y rabo.
Ganadería: Hermanos Cañero. Bien presentados en su conjunto, especialmente los cuatro de rejones, nobles, bravos y con juego para el caballo y el toreo de a pie. Segundo y cuarto con vuelta al ruedo y el resto aplaudidos en el arrastre.
Público: media plaza, unas 800 personas.