Las Arribes al día

Fabio Jiménez y Mario Navas salen a hombros de Villarino con un buen encierro de Valrubio

El riojano logró una oreja de cada uno de sus dos oponentes, y el vallisoletano cortó un trofeo a su primero y rubricó una excelente faena a su segundo con dos apéndices

Mario Navas y Fabio Jiménez saliendo a hombros de la palza de Villarino / CORRAL

Triunfo de los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, Fabio Jiménez y Mario Navas con un buen encierro de Valrubio para rematar la feria villarinense en honor a San Roque.

Fabio Jiménez estuvo correcto en su primero aunque no llegó a coger bien la velocidad de la embestida, especialmente al final, donde el novillo acusó las dos volteretas sobre el albero al inicio de la faena de muleta, dejando patente su entrega en los engaños. Fue por el pitón derecho por el que Jiménez logró la primera oreja de la tarde y Valrubio el primero de los aplausos en el arrastre para sus novillos. En su segundo, tercero de la tarde, peor presentado de cara, pero tan bueno como fue su pitón izquierdo, un novillo ya cuajado al que el riojano le arrancó varias tandas de buenos naturales. Toreo templado, también con la mano derecha pero sin llegar como al natural. Remató con dos series de manoletinas y mató de una estocada ligeramente tendida, lo que le bastó al piel de melocotón de Valrubio. Oreja para el novillero y aplausos en el arrastre para el novillo.

Mario Navas fue el triunfador de la tarde, no en vano tuvo los dos mejores novillos del encierro, especialmente el cuarto, un buen mozo, el más hecho y cuajado y con el que el vallisoletano no se amilanó, todo los contrario. En su primero, segundo de tarde, Mario Navas vio que el pitón bueno era el izquierdo, fue con esa mano con la que logró calar en los tendidos. Logró una estocada casi entera, aunque ligeramente caída, lo que le sirvió para cortar su primera oreja de la tarde en Villarino y el segundo novillo aplaudido en el arrastre para Valrubio. Los dos trofeos posteriores legarían con el que cerraba plaza. El vallisoletano volvió a ver el filón por el pitón izquierdo y lo aprovechó, el novillo metía la cara, con embestida templada, repetidor, y noble como el resto de hermanos, pero mucho más franco. Mató con media estocada tras pinchar sin soltar la espada, aun así su faena mereció las dos orejas concedidas por el presidente, y aplausos para el novillo en el arrastre, el cual quizá mereció algo más.

Mención merece también el albense Daniel Sánchez por sus quites en el cuarto de la tarde.

Buena tarde de toros en Villarino, festiva y calurosa, último festejo para cerrar las fiestas de San Roque con un cuarto de plaza, unas 500 personas.   

Ficha del festejo

Ficha del Festejo:

Novillada sin picadores

Fabio Jiménez: oreja y oreja.

Mario Navas: una oreja y dos orejas.

Ganadería: Valrubio. Buen juego, nobles y bravos. Los cuatro fueron aplaudidos en el arrastre.

Público: un cuarto de plaza, unas 500 personas.