Carrera en Salamanca - los mejores consejos para estudiantes para ahorrar en el día a día

 Alquilar un alojamiento para tres o cuatro personas es una buena decisión

Salamanca es uno de los destinos universitarios por excelencia en España. Ciudad de gran tradición estudiantil, la capital castellano-leonesa atrae cada año a decenas de miles de estudiantes que cursan sus carreras en una Universidad con más de cuatrocientos años de historia. La vida para el estudiante universitario en Salamanca, como en otras ciudades, implica buscar fórmulas para ahorrar y optimizar la económica.

Gastar poco y disfrutar de la vida universitaria son factores muy compatibles si se siguen una serie de consejos. La mayoría de gastos están en la casa. Alojamiento, agua, luz, comida… En ese sentido, el primer paso es compartir piso. Todo sale más barato si se divide entre un mayor número de gente. Alquilar un alojamiento para tres o cuatro personas es una buena decisión. El precio se reduce, ya que mientras que una casa para un inquilino tiene un coste aproximado a partir de 400 euros al mes, encontrar un alojamiento con cuatro habitaciones no implica multiplicar esta cifra por cuatro; sino que el aumento suele ser de un 50 por ciento. El ahorro es significativo y esto se aplica también a los gastos comunes. Pagar la electricidad o las dietas entre varios sale más económico que hacerlo uno propio. 
También es recomendable buscar en este portal los cupones descuento relativos a todo tipo de productos y servicios; y ahorrar así en el día a día.

Invertir en material

El estudio de una carrera universitaria implica al menos cuatro años de dedicación, en los probablemente se necesiten herramientas y materiales específicos para estudiar. Si bien el componente online ha ganado mucho protagonismo, el papel sigue siendo importante. Invertir en una impresora, por ejemplo, es una decisión correcta, ya que, a medio plazo sale mucho más barato que acudir a un comercio a imprimir. Si en el piso conviven varias personas, la inversión inicial resulta muy económica, en éste y cualquier otro tipo de infraestructura que se necesite para pasar los años de carrera. ¿Hay algún estudiantes de ciencias en casa? Posiblemente calculará rápidamente la rentabilidad. 

Aprender en la calle


La vida en casa es más barata, pero un estudiante no puede estar todo el día encerrado en su habitación; sobre todo en una ciudad como Salamanca, de gran tradición universitaria donde se respira un gran ambiente joven en cada rincón. La clave del ahorro es acudir, precisamente, a estas zonas universitarias, donde los precios son menores que en el centro de la ciudad, ya que los comercios ubicados en estos barrios están preparados para las condiciones de los estudiantes. Solo hay que investigar y dar las vueltas que sean necesarias hasta encontrar los mejores precios. No será difícil, ya que la zona universitaria de Salamanca está muy definida y en ella se encuentran los servicios más económicos. 

Buscar cupones descuento es otra buena idea para ahorrar en el día a día de la vida universitaria. El proceso es muy cómodo y gratuito, pues solo requiere de la descarga de una aplicación o el acceso a un sitio web. Desde casa, se pueden encontrar todas las ofertas y seleccionarlas, obteniendo siempre un descuento especial sobre el precio base.