Siguen buscando tres pies al gato de las Autocaravanas.

Área pública de Autocaravanas de Pontevedra. En el espacio vacío de cemento están los servicios básicos de vertidos y agua potable. Se pueden añadir más servicios y hacerlos de pago, incluso cobrar como la ORA para acceder al aparcamiento. Foto de la web de Turismo de la Xunta de Galicia.

Hace cuatro años escribí “Al igual que las obras reverdecen con la proximidad de una cita electoral, en agosto ya es un clásico hablar del turismo de Autocaravanas desde la ignorancia.” Este año ha vuelto de la mano de Izquierda Unida, y el Ayuntamiento sigue demostrando no entender de qué se habla. No los de Guijuelo, Ledesma u otros proyectando nuevas áreas públicas para este tipo de turismo en auge, sumándose a las ya existentes en la provincia. En Asturias lo están regulando ahora y diseñan dos tipos de “áreas especiales de autocaravanas en tránsito”, incluyendo subvenciones a municipios.

El impulso de este tipo de turismo es innegable. En España la matriculación de vehículos ha pasado de 1.500 en 2014 a 9.000 en 2019. El incremento del alquiler es de un 200% respecto a 2019, según la plataforma “Indie Campers”, si bien la pandemia no es ajena a ello. Todavía lejos, por cierto, de otros países europeos. Según Aseicar*, este verano 150.000 autocaravanistas (100.000 extranjeros) se desplazarán por nuestras carreteras. Familias con estudios universitarios y poder adquisitivo alto, según diversos estudios. Incluso los hay mostrando su mayor sostenibilidad frente a otras formas de hacer turismo.

Una parte importante, como quienes visitan nuestra ciudad, son itinerantes. Se detienen 24-48 horas por destino, requiriendo instalaciones sencillas difícilmente encajables con negocios privados. Con servicios de recogida de vertidos y agua al menos. Por ello desde hace años administraciones locales europeas crean Áreas para autocaravanas, su mantenimiento también es mínimo y asumible por los servicios municipales. Las hay gratuitas y en otras cobran pequeñas cantidades al estilo de la ORA. En Castilla y León muchas localidades, todas las capitales salvo la nuestra, tienen esos espacios. Incluso las Diputaciones de Segovia o Palencia subvencionan a los ayuntamientos para adecuarlas.

La reciente inauguración del Área de Autocaravanas en Alcázar de San Juan evidencia que es posible “buscar” la foto. La zona de vertidos parece generar mucha expectación política y mediática. Foto obtenida en la web de su Ayuntamiento.

Sus características dificultan seriamente la explotación privada, más allá de ligarse a una gasolinera. Es difícil recaudar lo suficiente para crear empleo directo y beneficios empresariales, los precios por usarlas no pueden ser altos. Es más bien una inversión generadora de efectos económicos en su entorno, como a la hostelería. Las palabras de Fernando Castaño en el último pleno “Si no conseguimos crearlo con un promotor privado, acabaremos creando un área de autocaravanas pública ¡Ojo! sabiendo que estamos compitiendo con el sector hostelero, por lo que no lo gestionaríamos de forma directa. Haríamos una especie de servicio de licitación para que se gestionara externamente. Pero le digo, vamos a dar oportunidad a la gestión privada, a que la iniciativa privada sea la que monte un área de autocaravanas”, no evidencian precisamente gran conocimiento del tema.

Espacio para vertidos y agua potable, al fondo, del Área para Autocaravanas de Valladolid, impulsado por el entonces Popular alcalde León de la Riva.

Le vendría bien aprovechar el mes vacacional por excelencia y visitar áreas de Castilla y León. Este equipo de gobierno es muy imaginativo a la hora de localizar negocios para la actividad privada. Lástima que la realidad nos coloque en la cola económica de la región y de España. Y encima desaprovechando desde hace años actividades que requieren inversiones ridículas, como esta. Dudo mucho que la gente joven busque empleo lejos de Salamanca motivado especialmente por hacer turismo. Dejen de marear la perdiz de una vez.

*Asociación Española de la Industria y el Comercio del Caravaning (Aseicar)