Bracamonte al día

Aprobada una reducción del 50% en el pago por la instalación de puestos en el mercadillo y la colocación de las atracciones de feria

Ambas medidas contaban con el apoyo unánime de la Corporación durante la celebración del Pleno Ordinario de este jueves
El Ayuntamiento de Peñaranda celebraba en la noche de este jueves una sesión de Pleno Ordinario
El Ayuntamiento de Peñaranda ha aprobado este jueves, durante la celebración de la última sesión de Pleno Ordinario, la activación de bonificaciones para la instalación de puestos de venta ambulante en el mercado semanal y para los feriantes
 
Así lo ha explicado la alcaldesa de la ciudad, Carmen Ávila, quien explicaba que “dada la situación sanitaria difícil que aun mantenemos y la situación económica que ha derivado en el sector de la venta ambulante, con la suspensión de su actividad y el traslado del mercadillo fuera de las plazas durante una temporada, hemos pensado ofrecer una bonificación del 50%  hasta final de año con respecto al pago que cada uno hace en función a los metros de su puesto”. La medida contaba con el apoyo unánime de los grupos de la oposición por lo que, desde hoy, quedaba aprobada esta bajada en el pago, vigente hasta el 31 de diciembre.
 
Además de esta medida, el Pleno también daba su voto positivo unánime a la aplicación de una reducción en el pago que los feriantes tendrán que realizar este año para su instalación en la ciudad, con motivo de las Ferias y Fiestas. Una medida, contemplada en la modificación de la Ordenanza reguladora, sobre la que la regidora municipal aseguraba que “desde la asociación de feriantes nos han pedido un esfuerzo para abaratar los pagos que tienen que abonar para instalar sus atracciones. Al igual que los vendedores ambulantes, lo han pasado muy mal por la pandemia y han visto casi anulada su actividad desde el inicio de la crisis sanitaria, por lo que hemos planteado reducir al 50% el importe que deben pagar este año”.
 
“Cualquier ayuda que podamos aportar es positiva” aseguraban desde PP, Cs y Pec, quienes mostraban con su voto afirmativo, el apoyo a esta medida.
 
Más allá de estas cuestiones, el Pleno de hoy ha sacado adelante una modificación de la Ordenanza reguladora de terrazas para hostelería, permitiendo a los establecimientos que se sitúan a dos calles, la instalación de su terraza en ambas vías, salvo en casos puntuales que supon
gan un problema para la circulación y el tránsito de las personas. Una medida que se podrá llevar a cabo tanto en verano como en fechas puntuales del año, principalmente durante épocas festivas, y que se concederá tras ser avalada por informes emitidos por la Policía Local.
 
La situación de algunos inmuebles o viviendas que se encuentran dentro del casco histórico de la ciudad pero no se contemplan dentro de ninguna catalogación, también ha sido objeto de debate en la sesión ordinaria, tras la denegación de dos bonificaciones debido a no contemplarse el proyecto dentro del marco de la Ordenanza que regula esta situación. Algo sobre lo que se ha planteado la posibilidad de dar una vuelta al este reglamento para poder estudiar la inclusión de estas construcciones, ya que, tal y como apuntaba la primera edil “podemos ver las zonas más antiguas de los cascos históricos con inmuebles con estas situaciones”, manifestando su interés por la posibilidad de que lleguen nuevas subvenciones, especialmente desde la Junta de Castilla y León, para analizar cada caso.
 
Otro de los puntos abordados ha sido la aprobación, con la totalidad de votos a favor, de las Ordenanzas reguladoras tanto fiscal como de servicio en el cementerio municipal. Sobre esta cuestión, Ávila destacaba el “trabajo importante de los técnicos municipales para confeccionar unas ordenanzas más claras y mejor reguladas” y añadía que “tenemos intención de incluir en el presupuesto para 2022 la construcción de columbarios, además de estar planteando la ubicación de nichos y cuando realizarlos. Todo ello ya estará regulado a través de esta nueva normativa”.
 
El Pleno también contaba la positiva situación económica del Ayuntamiento, analizada en la Cuenta General de 2020 y los informes de ejecución del 2º trimestre de 2021 y de seguimiento del Plan de Ajuste en este mismo periodo, que han contado con la valoración positiva de los cuatro grupos, destacando el periodo de pago a proveedores, situado en los 25 días. A esto se ha unido la cancelación de la normativa que regulaba la actividad en el Matadero municipal, ya cerrado desde hace años.