El Ayuntamiento elimina cerca de 1.600 pintadas este año y abre 18 expedientes sancionadores

Para actuar en las fachadas de edificios privados, se necesita el permiso de la comunidad de vecinos o de la propiedad del inmueble
Servicio municipal de limpieza de pintadas en una imagen de archivo

El Ayuntamiento de Salamanca lleva a cabo de forma periódica la limpieza de pintadas vandálicas y grafitis no autorizados para conservar el mobiliario urbano, patrimonio histórico y monumental de la ciudad, así como de parques infantiles para que las familias puedan disfrutar de las zonas de ocio y descanso en las mejores condiciones.

La intensificación de la prevención, limpieza y sanción ha permitido una reducción paulatina en la presencia de pintadas vandálicas y grafitis no autorizados, un problema que afecta gravemente a la imagen de la ciudad. Así, se está consiguiendo un doble objetivo: por un lado, atender con una mayor celeridad las peticiones de limpieza; por el otro, una finalidad disuasoria al disminuir el ‘efecto llamada’.

Desde la puesta en marcha en 2013 del refuerzo contra este tipo de vandalismo, se ha ido reduciendo la presencia de pintadas en la ciudad, hasta un 15% menos, gracias a un conjunto de medidas concretas de intervención en edificios, sensibilización y concienciación a la población, sobre todo en centros escolares, formación y disuasión con sanciones y vigilancia policial. Durante el primer semestre de este año 2021, el servicio municipal limpió 1.593 pintadas y, al mismo tiempo, se abrieron 18 expedientes sancionadores, seis más que en el conjunto del año pasado

Las técnicas utilizadas para eliminar las pintadas vandálicas y grafitis se desarrollan según las superficies a las que estén adheridas: uso de decapante con chorro de agua en superficies de mármol, mármol pulido, ladrillo, piedra de batey y graníticas; quitagrafitis con limpieza manual en superficies de mármol, cerámica, chapa, metal y plástico; chorro de sílice y silicato de aluminio en superficies graníticas; pintura en superficies de cotegrán de chinas y raspado; y carril en superficies de piedra de Villamayor.

Con el plan municipal se ha pretendido aunar esfuerzos entre todas las partes implicadas para que, por un lado, los bienes inmuebles, especialmente los de valor histórico, no sufran este tipo de agresiones, y, por otro, agilizar al máximo su limpieza cuando el acto vandálico ya se ha consumado, buscando la recuperación de su estado original. En el caso de los inmuebles particulares, el Consistorio necesita ese permiso para poder acometer los trabajos, pudiendo tramitarlo a través de un formulario de limpieza de una fachada en cualquier calle de Salamanca, cuya solicitud se puede realizar a través de los números de teléfono 010 y 923 279 137, del correo electrónico medioambiente@aytosalamanca.es y de la aplicación móvil Salamanca 010.


A la limpieza periódica de pintadas vandálicas y grafitis no autorizados para conservar el mobiliario urbano, patrimonio histórico y monumental de la ciudad, se suma un refuerzo de la limpieza de orines en las fachadas de comunidades de vecinos y negocios. El Ayuntamiento atiende así una petición de asociaciones de vecinos, de manera que los propietarios de inmuebles que requieran la limpieza de suciedad en sus fachadas, ocasionada por actos vandálicos, podrán realizar la solicitud rellenando un formulario en la página web municipal, a través del enlace https://www.aytosalamanca.gob.es/es/tramitesgestiones/tramite_0210

Sanciones de hasta 3.000 euros

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó a comienzos de 2014 la modificación de la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos para endurecer las sanciones por pintadas vandálicas con el objetivo de disuadir y penalizar más este tipo de comportamientos.

El texto normativo establece que las pintadas en Bienes declarados de Interés Cultural y edificios catalogados en el Plan General de Ordenación Urbana conllevan una infracción muy grave y multa de hasta 3.000 euros. 

Las pintadas en los bienes no catalogados, situados tanto en el ámbito de la ciudad histórica y su entorno como en otras zonas de la ciudad, están consideradas como sanciones graves con multas de hasta 1.500 euros.