¿Qué aporta la neurociencia a la educación?

La hiperespecialización y profesionalización del sector de la educación ha supuesto un cambio metodológico en la forma de afrontar la formación de los alumnos

Las fórmulas de educación han variado sustancialmente a lo largo de los últimos años. Dar clases a personas de cualquier edad ya no es solo impartir la materia y obligar a aprenderla de memoria, sino que se establecen otras técnicas mucho más funcionales y efectivas.

La ciencia se aplica a las fórmulas de enseñanza hoy en día. Neurociencia y educación son dos disciplinas que en la actualidad están muy unidas, pues la primera ofrece herramientas cada vez más optimizadas para mejorar el protocolo de aprendizaje.

Esto se ha traducido en la necesidad de contar con expertos especialistas en neurociencia y educación, capaces de trasladar los beneficios de esta nueva perspectiva a instituciones docentes, centros de enseñanza, consejerías de educación, etc.

El máster en Neurociencia y Educación de la Universidad Isabel I es uno de los mejores espacios para formarse como especialista en este campo.

Bien sea con vocación investigadora o por necesidad de aplicación práctica, estos estudios dirigidos a docentes, pedagogos y educadores sociales suponen la posibilidad de aportar un plus a la práctica profesional de los profesionales de la educación.

Neurociencia y educación: una apuesta de futuro

La hiperespecialización y profesionalización del sector de la educación ha supuesto un cambio metodológico en la forma de afrontar la formación de los alumnos. En esta revolución positiva, valorar los aspectos neurocognitivos que forman parte de los procesos de aprendizaje es un punto de vital importancia.


Es en la figura de los especialistas en neurociencia en quienes recaerá la responsabilidad de reformular el protocolo formativo de los centros para adaptarse a estas nuevas metodologías. Además, el máster ofrece las herramientas suficientes para ser capaces de hacer evaluación y control de los procesos, y certificar así su efectividad.

Puerta abierta al mundo académico

La certificación del Máster en Neurociencia y educación abre también la puerta a la preparación de los cursos de doctorado. Una disciplina puntera y en continuo crecimiento y expansión permite especializarse en un campo académico por descubrir.

Los doctores en neurociencia que se especialicen desde el punto de vista de la investigación en las aplicaciones en la educación se encuentran en un contexto en el que las oportunidades de trabajo y prosperidad son prácticamente infinitas.

Aplicaciones en el aula

La neurociencia pone sobre la mesa la posibilidad de trabajar no solo con memorización y tareas obligatorias. El profesional formado en este máster será capaz de comprender y manejar las conductas, pensamientos y emociones para que estos contribuyan a la forma en que los conocimientos se fijan en el cerebro.

Todo ello desde un punto de vista positivo que convierten las formaciones en un espacio que mejora la memoria y la atención, sin olvidar la motivación y el hecho de ofrecer una experiencia emocional positiva.

Una optimización del proceso que no solo mejora los resultados, sino las propias sensaciones y emociones del alumnado y del profesorado. La unión entre neurociencia y educación es un hecho que lleva años dando claras muestras de éxito en las aulas en las que se ha aplicado.