Encuentra las baterías de coche a precios increíbles

Si el comprador realiza la instalación por sus propios medios, entonces el ahorro es aún mayor. Así que veamos si es posible cambiar una batería sin morir en el intento

Hasta hace pocos años, el mercado de las baterías de automóvil estaba controlado por los grandes fabricantes, por lo que no era sencillo encontrar ofertas o baterías de bajo coste.

La cosa ha cambiado gracias a internet, y hoy en día cualquier conductor puede adquirir, en cuestión de minutos, baterías coche garantizadas y a unos precios poco menos que increíbles.

Si el comprador realiza la instalación por sus propios medios, entonces el ahorro es aún mayor. Así que veamos si es posible cambiar una batería sin morir en el intento.

Cuándo cambiar la batería

Una batería en las últimas es susceptible de fallar definitivamente en el momento más inoportuno. Por lo tanto, es aconsejable cambiarla en cuanto observemos alguna de las siguientes incidencias:

La batería se descarga muy a menudo (conviene revisar también el alternador para descartar que sea este el que funcione mal)

La batería solo falla cuando realizamos varias paradas y arranques en un lapso corto de tiempo

Cuando encendemos las luces o la luneta térmica y estamos al ralentí, las revoluciones del motor caen excesivamente.

Igualmente, si hemos olvidado las luces de cruce puestas toda una noche y la batería se ha descargado completamente, existe una alta probabilidad de que haya que cambiarla. Aunque aparentemente hayamos podido recargarla correctamente, es muy posible que la batería haya quedado irreversiblemente dañada y nos falle en unos pocos días.

Procedimiento para cambiar una batería

En vehículos convencionales

No existe ninguna complicación: basta con soltar los anclajes de la batería y desconectar los bornes, teniendo cuidado de que estos últimos no se toquen ni tengan contacto con los elementos metálicos del vehículo.


Una precaución elemental es desconectar primero el borne negativo y después el positivo. Con la nueva batería lo haremos al revés: conectaremos primero el borne positivo y posteriormente el negativo.

Una vez sujeta y conectada la nueva batería, podremos comenzar a circular de inmediato.

Esta sencilla operación no debería ocupar más de 20 o 30 minutos a una persona inexperta.

Vehículos con sistemas de identificación de componentes

La cosa cambia si el vehículo dispone de una centralita capaz de reconocer la batería del vehículo y otros componentes.

El procedimiento de sustitución es similar al indicado anteriormente, pero se nos puede complicar, ya que es posible que la centralita no reconozca la nueva batería si no se hace una reprogramación o reasignación electrónica.

Por tanto, con estos vehículos es necesario disponer de la herramienta informática que nos permita que el sistema de control reconozca a la batería.

De otra manera, aunque la batería esté perfectamente instalada y cargada al 100 %, nuestro coche no arrancará.

La alternativa cómoda: cambia la batería sin mancharte las manos y al mejor precio

En cualquier caso, si no eres un manitas, no quieres mancharte las manos o prefieres evitar el riesgo de una instalación deficiente, lo mejor es que utilices los servicios de un buen taller especializado en baterías, como motortown.

Realizarán el cambio de batería en un periquete a un coste muy asequible, dispondrás de garantía de reparación y podrás continuar tu marcha sin temor a una parada motivada por un fallo de instalación.