Las Arribes al día

Los toros de Lumbrales

Los años 2020 y 2021 pasarán a la historia como los más añorados de nuestras fiestas de los toros, debido a la grave pandemia que estamos sufriendo y padeciendo. Pues el hecho de no poder celebrarlas es normal que nos invada la añoranza, por lo que siempre han supuesto y significado para todos nosotros, ya que siempre han sido el centro de todas nuestras fiestas. Lo cual supone como una especie de mutilación temporal de nuestras vidas, al no poder compartir el gozo y la alegría con nuestros familiares, amigos, conocidos y con todos los demás que vienen de fuera.

Todos los que somos hijos del pueblo y que nos hemos criado en él, estamos plenamente identificados con ellas. Y el hecho de no poder celebrarlas parece como si nos mutilaran o nos quitaran algo muy propio nuestro. Cosa que no es para menos, ya que son nuestras propias fiestas, no son las de otros miles de pueblos que existen por todo el mundo, sino que son las verdaderamente nuestras, las de Lumbrales. Pues es normal que estuviéramos bien identificados con ellas debido a que todo el año estábamos hablando de ellas y esperándolas como agua en mayo.

Pues con este fin me centraré especialmente en las décadas de los años cincuenta y sesenta, ya que fue la época en la que yo viví mi juventud.

Texto y fotos: Manuel Corral Arroyo