Las Arribes al día

Villarino aprueba el arrendamiento de terrenos para una planta fotovoltaica prespuestada en 144 millones de euros

El acuerdo queda supeditado a que Armadura Solar S.L. se inscriba en la Seguridad Social, certifique que no tiene deudas y que el 100% de su capital pertenece a la compañía Azora

El pleno del Ayuntamiento de Villarino de los Aires ha aprobado este viernes, de forma definitiva, el contrato de arrendamiento de 337 hectáreas de terrenos acotados del común vecinos para la construcción de una planta fotovoltaica de 250 Mw proyectada por la empresa Armadura Solar S.L., entidad participada por Azora S. L.

El acuerdo se tomó por unanimidad de todos los concejales de la oposición, pero está supeditado a que Armadura Solar S.L. acredite que es propiedad íntegra de Azora. Además, deberá inscribirse en la Seguridad Social y acreditar que no tiene deudas. Estas condicones fueron exigidas por el portavoz de Villarino y Cabeza, Javier Sendín, en el caso de la inscripción en la Seguridad Social y un certificado de liquidez, y por los concejales no adscritos el certificado de que Armadura Solar pertenenece en su integridad a Azora.   

Según explicó el alcalde popular, Julián Martín, el contrato establece una renta anual de 1.110 euros por hectárea durante un periodo de 40 años. La aprobación definitiva del contrato, siempre que Armadura Solar S. L. presente los documentos solicitados por los concejales, abre el camino al inicio de las obras, presupuestadas en 144,7 millones de euros.

Precisamente, el alcalde recordaba que días atrás la empresa Azora daba participación de sus proyectos de renovables en España a la empresa italiana Eni, de gran solvencia, lo que garantizaría la entrada en producción de la planta de Villarino en el 2024.  

Otro de los acuerdos adoptados por unanimidad en esta sesión extraordinaria del pleno fue la liquidación de la deuda con la Mancomunidad Arribes para esta liquidar a su vez la deuda que desde 2011 mantenía con el Consorcio de Mancomunidades Arribes-Abadengo. Tras realizar el prorrateo de esta deuda, el Ayuntamiento de Villarino deberá abonar a la Mancomunidad Arribes un total de 12.141 euros. El acuerdo ha sido posible después de que el Consorcio renunciara al cobro de intereses de demora por el impago. La liquidación de esta deuda era condición sine qua non para la extinción de la Mancomunidad Arribes, como pretendían los ayuntamientos de Villarino y Pereña. Cabe recordar que esta entidad estaba integrada, además, por los ayuntamientos de La Vídola, La Peña, aunque solo Villarino y Pereña rezaban como ayuntamientos mancomunados a efectos legales.

El último punto de la sesión era dar conocimiento de la salida del Grupo popular y su paso como no adscritos a ningún grupo, los concejales Ismael Silva y Antonio Ullán, así como su renuncia a las delegaciones de Obras, y Economía y Hacienda, respectivamente. Por su parte, el alcalde daba cuenta del decreto de Alcaldía por el que cesaba a ambos concejales de sus puestos como primer y segundo teniente de alcalde, respectivamente, nombrando como primer teniente de alcalde al concejal popular Javier Rodríguez Montes.    

De este modo se rompía la incertidumbre sobre el futuro que rodeaba al proyecto de la planta fotovoltaica, después de que el PP se haya quedado en minoría con solo dos concejales frente a los tres que tiene el grupo en la oposición Villarino y Cabeza. Como se vio ya en esta sesión, la nueva situación obligará al alcalde a un diálogo constante con la oposición o los concejales no adscritos para sacar adelante, al menos, los asuntos importantes.