Seguridad sanitaria, refuerzo de la plantilla municipal y cultura, puntales de un masivo verano en el Campo de Peñaranda

El Ayuntamiento ha multiplicado sus trabajadores para tener a punto todos los espacios municipales con la llegada de una gran cantidad de vecinos que habitualmente residen fuera
Imagen de la plaza del Campo de Peñaranda y su iglesia parroquial
El verano es sinónimo de actividad plena para la inmensa mayoría de los pequeños municipios de nuestra provincia. Un tiempo en el que parece que las calles y plazas despiertan del letargo invernal para comenzar una nueva vida, con el recibimiento de vecinos residentes fuera todo el año y visitantes.
 
Uno de esos pequeños pueblos que reviven con la llegada de la época estival es Campo de Peñaranda, quien se encuentra en plena efervescencia desde la llegada del calor. Luis Pinto, alcalde de la localidad, explica que “para reforzar nuestros servicios realizamos nuevas contrataciones cada año. Ahora mismo tenemos cuatro operarios más para trabajar durante estos tres meses, que se suman al que tenemos fijo, para reforzar servicios en el pueblo como limpieza o el desbrozado de cunetas, que es en lo que estamos ahora, antes de que tengamos todavía más población” aunque asegura que durante este mes de julio “ya se nota la llegada de mucha gente ahora, vemos muchos niños jugando y padres paseando, es un ambiente verdaderamente bonito”.
 
Pero además de este refuerzo en cuanto a personal municipal, desde el Ayuntamient
o del Campo plantean tomar medidas de seguridad ante la complicada situación sanitaria. Decisiones difíciles como el cierre del Punto Limpio, para evitar descontrol en su uso, o el cierre del parque desde las diez y media de la noche, para esquivar aglomeraciones. Una decisión que tiene como contrapunto su apuesta por el apoyo a la hostelería y al bar del pueblo, de lo que afirma que “estamos permitiendo que pueda trabajar en una terraza ampliada y adaptada a las medidas de seguridad, para lo que hemos permitido que se pueda cortar la calle en la que se encuentra para favorecer su labor este verano y que los clientes estén seguros”.
 
A todo esto, Campo de Peñaranda suma apuestas por las acciones destinadas a los más pequeños, impulsando un año más la realización de Campamentos Infantiles, en los que están participando más de una veintena de niños y niñas, que viene a complementar un paquete de medidas que sigue potenciando la cultura y sus ricos espacios artísticos, como las visitas a la iglesia parroquial o el museo. “Todo lo que podamos hacer para que quienes lleguen disfruten y conozcan el pueblo lo haremos siempre” destaca Luis.