Ramón García, Alternativa Republicana: “Queda trabajo por hacer en Salamanca para llevar justicia a muchas familias”

Este sábado se homenajeará en Salamanca al alcalde Casto Prieto y las víctimas de la dictadura de Franco en toda la provincia
Ramón García (Dcha.) en un acto de Alternativa Republicana Salamanca - Archivo

El anteproyecto de la nueva Ley de Memoria Democrática y esto supondrá un avance para todos aquellos que buscan una reparación por los delitos cometidos durante la Guerra Civil y la posterior dictadura. 

Ramón García, secretario de Alternativa Republicana de Salamanca, indica que la nueva Ley es un avance respecto a la anterior, pero aún es insuficiente: "Como partido político que defiende la república, esta Ley supone un avance cualitativo respecto a la anterior legislación. Algo que pese a los avances llega muy tarde a España, ya que en cualquier país de nuestro entorno que sufriera una dictadura hace mucho que las condenaron y pusieron en marcha mecanismos para administrar justicia y reparación a las víctimas. También nos parece un poco insuficiente porque el problema surge de la Transición Española, sin un consenso político es complicado, no lo había en 2017 y tampoco lo hay ahora". 

La apología de la dictadura en elementos ornamentales y callejos se ha ido modificando desde 2017, sin embargo, García señala que es momento de ocuparse de símbolos a escala nacional: "En cuanto a la simbología se ha avanzado mucho en Salamanca. La retirada del medallón de la plaza y el escudo del Ayuntamiento. Pero queda aún el tema del Valle de los Caídos, con elementos como la tumba de don José Primo de Rivera. Quedan asuntos que quedan pendientes, como la propia alegalidad de toda la dictadura franquista". 

Ramón señala que no es solo un asunto político, sino de llevar justicia a las familias de más de mil personas ejecutadas en Salamanca durante esa época: "La dictadura dio muerete a más de cien mil personas y es algo que debería ser tratado como el crimen que es, debidamente judicializado y a cargo del Gobierno, en lugar de delegarlo en asociaciones, que han hecho un buen trabajo, pero que no es a quien corresponde. Esperemos que esto cambie con la nueva ley. Quedan muchas fosas por excavar en la provincia de Salamanca, ya que es una actividad que conlleva muchos trámites si lo siguen haciendo asociaciones".


Finalmente, García señala el peligro del revisionismo de la derecha, que pretende mostrar una imagen más "amable" de lo que fue realmente el franquismo: "Lamentablemente seguimos teniendo un problema muy particular de España. Franco no fue realmente depuesto, sino que sus herederos políticos son parte de actual de la política nacional. Se puede entender que haya diferentes posturas respecto a la Segunda República, su funcionamiento y resultados. Pero era un Gobierno legítimo y el alzamiento y la posterior dictadura deben ser condenados, todo lo contrario es apología. Ver a Pablo Casado callando ante declaraciones que de alguna manera excusan un golpe de estado y luego se opone a esta Ley y pide concordia. Durante mucho años ha habido un fenómeno editorial que han transmitido una imagen de la Segunda República, la Guerra Civil y la dictadura totalmente falseada. La violencia no puede ser nunca una forma de hacer política".