Medio centenar de fosas comunes y nombres de calles, tareas pendientes de la Ley de Memoria Democrática en Salamanca

La nueva ley reforzará los esfuerzos que desde 2017 se realizan en toda España con la primera Ley al respecto
Una calle luciendo el nombre de José Antonio Primo de Rivera - Archivo

El Consejo de Ministros aprobó el pasado martes el anteproyecto de la Ley de Memoria Democrática que modificará la actual Ley de Memoría Histórica, cuyo objetivo es la recuperación de la memoria democrática, así como el reconocimiento de las víctimas y su “reparación moral”. La modificación se debe a “ajustes sugeridos por organismos internacionales, pero que más allá de ajustes permitirá mayor número de acciones para cumplir sus objetivos.

En cuanto a Salamanca, el anteproyecto de la Ley prevé la creación de un Centro Documental de Memoria Democrática en la ciudad. Se recogerán los archivos documentales desde el golpe de Estado hasta la proclamación de la Constitución en 1978. Este centro ya existe, siendo el Centro Documental de la Memoria Histórica, que tendría, por lo tanto, que cambiar de denominación para ajustarse a la nueva normativa.

Sin embargo, es la única tarea pendiente positiva en la provincia, puesto que la aplicación de la Ley debería conllevar varias acciones como exhumación de cadáveres y el cambio de denominación de algunas calles existentes aún en algunas localidades.

En cuanto a fosas comunes, la Asociación Salamanca Memoria y Justicia calcula que quedan en la provincia al menos 50 fosas comunes documentadas y que no han sido debidamente investigadas aún, donde se encontrarían enterradas personas ejecutadas durante la Guerra Civil, especialmente en el año 1936, debido a que la provincia quedó bajo control de los sublevados rápidamente. La mayor queja por parte de este tipo de asociaciones es que los trabajos de excavación y exhumación los están llevando a cabo actualmente asociaciones que reciben subvenciones para este tipo de trabajos, cuando según el texto de la Ley deberá ser el Gobierno el que actúe de oficio en esta tarea.


Otro de los apartados cuya aplicación ha sido más común desde 2017 ha sido la eliminacion de exaltaciones públicas a favor de la dictadura, como los nombres de vías públicas dedicadas a personas relacionadas con el franquismo. En toda la provincia de Salamanca fue destacada la retirada del medallón con la efigie de Franco de la Plaza Mayor de Salamanca en 2017.  Además, se ha cambiado la denominación de más de 2.000 vías públicas en toda la provincia, restando tan solo unas cuantas en pequeñas localidades, como la calle Calvo Sotelo, que aún puede verse en los callejeros de algunos pueblos.

  • Medallón de Francisco Franco en la Plaza Mayor de Salamanca, retirado en 2017 - Archivo