Ciudad Rodrigo al día

 

El fuego destructor

Los salvajes de Ciudad Rodrigo, qué lejos están de una humanidad mejor que avanza y que, sin duda, superará este incalificable episodio

¡Cuántos significados tiene el fuego! Sin duda muy importantes todos ellos y sin los que no acertamos a comprender su fuerza arrolladora pero a la vez básica para subsistir desde que el hombre de las cavernas lo descubrió.

Sin embargo también por quienes no han evolucionado o lo han hecho para atrás, el fuego puede ser utilizado para cometer las mayores tropelías como la llevada a cabo en Ciudad Rodrigo al quemar con nocturnidad y alevosía, esto es cobardemente, la "Bibliocaseta" en el parque de la Glorieta, utilizada para intercambiar libros de forma totalmente gratuita.

Un acto incalificable pero que recuerda a la etapa más negra de la Inquisición que prohibía la lectura y quemaba libros escritos para ilustrar y formar a las personas y, en definitiva, combatir la ignorancia de la gente.

Pero hay otro fuego purificador como el que hemos visto hoy en la apertura de los Juegos Olímpicos en Tokio en el que la antorcha transportada por miles de atletas encendía el pebetero Olímpico símbolo de la armonía y la superación de los pueblos del mundo.


Sin embargo, los salvajes de Ciudad Rodrigo, qué lejos están de una humanidad mejor que avanza y que, sin duda, superará este incalificable episodio.

Como mirobrigense y como miembro de la Asociación Creativa de Ciudad Rodrigo ADEPIMA de escritores, pintores, músicos, etc. condenamos sin paliativos lo ocurrido y, por supuesto, nos sentimos agredidos por dicha infamia.

Hace un par de días en un documental sobre la Revolución Rusa se decía algo que me dejó sobrecogido puesto en boca de Lenin: "No solo hay que ejecutar culpables también hay que hacerlo con inocentes para que aterroricen más". ¿Son estos, aunque lo ignoren, unos nuevos leninistas que quieren aterrorizar a la gente?. Si es así, aunque no conseguirán sus objetivos, que Dios nos coja confesados.