Españoles y portugueses analizan en Fundão las variables para crear un mercado común de las artes escénicas

Un debate en el que participan la Junta de Castilla y León, el Gobierno Vasco y la Junta de Extremadura

Representantes portugueses y españoles en el debate inaugural de la II Feria Ibérica de Teatro de Fundão

La segunda edición de la Feria Ibérica de Teatro de Fundão ha arrancado este miércoles, 21 de julio, con un coloquio entre representantes portugueses y españoles relacionados con las artes escénicas.

El municipio de Fundão, en el interior centro de Portugal, acoge y promueve por segunda vez este encuentro que tiene por misión impulsar un mercado común ibérico de las artes del espectáculo, en el que ambos países se muevan de forma efectiva, ampliando la circulación de sus contenidos escénicos y llegando a un público más amplio.

Comenzando por dar ejemplo, del 21 al 24 de julio, la Feria ha programado 17 espectáculos, diez procedentes de España y siete de Portugal. Pero el evento tiene un espíritu facilitador, por lo que se han organizado también encuentros comerciales entre los agentes culturales de ambos países, que trascurren durante el segundo día de feria en el Casino Fundanense.

Este año, y tras la interrupción forzosa en 2020 por la Covid, han llegado a Fundão más de 90 entidades, la mitad españolas, entre compañías, programadores, representantes de otras ferias y festivales así como distribuidores.

La Feria de Teatro de Castilla y León- Ciudad Rodrigo está particularmente presente con una exposición fotográfica sobre la divulgación del patrimonio monumental que consiguen las representaciones escénicas. Sus responsables, Manuel González y Javier de Prado, contribuyeron al nacimiento de esta Feria aportando sus conocimientos sobre el funcionamiento de las redes escénicas en España, y han acudido a esta segunda convocatoria.

“Pasión y entusiasmo conforman la materia prima, la energía vital que ha permitido, incluso en estas circunstancias, estar hoy aquí. Yo soy un gran partidario de esta escala transfronteriza, trasnacional e ibérica”, afirmó Paulo Fernandes, presidente de la cámara municipal de Fundão, la entidad anfitriona del evento y coorganizadora del mismo, junto con ESTE-Estação Teatral, una compañía local.

En una mesa de debate formada por Américo Rodrigues, Director Geral das Artes; José Pina, Vicepresidente de la Associação Nacional de Programadores Culturales; Paulo Fernandes, como alcalde de Fundão; Toñi Álvarez, Directora del Centro de las Artes Escénicas y de la Música de Extremadura; José Luis Ibarzábal, de la Red vasca de Teatros- SAREA; Patricio Fernández, Jefe de Servicio de Promoción Cultural de la Red de Teatros de Castilla y León; y Miguel Nascimento, de la comisión ejecutiva de la Feria actuando como moderador, comenzó un análisis del momento actual en cada territorio, de las alianzas a establecer para aprovechar ese recorrido y de las prioridades de actuación.

Partiendo del consenso sobre las grandes ventajas de una red peninsular integradora de los dos países, que amplíe la circulación de las representaciones, llega el momento de afrontar los escollos que esta iniciativa deberá vencer para materializar el plan ibérico para las artes. 

ROMPIENDO LA BARRERA LINGÜÍSTICA

Una vez más, los participantes pusieron encima de la mesa uno de los impedimentos más evidentes, el idioma. Representantes portugueses y españoles estuvieron de acuerdo en la dificultad que tiene el público español para aceptar una obra representada en portugués, lo que obstaculiza la gira de compañías lusas por España.

Este inconveniente también se constata en Portugal respecto a obras representadas en castellano, aunque con menor intensidad, debido a las características lingüísticas y al oído portugués, más habituado a nuestro idioma.

Los especialistas ven la mera traducción como una alternativa un tanto simple, pues forma parte de la identidad de cada cultura expresarse en el propio idioma. Sin embargo, formaría parte de la solución.

Sensibilidad, representaciones bilingües y hábito parecen ser las tres variables que los especialistas contemplan para superar, definitivamente, la barrera del lenguaje.

PORTUGAL: DIVERSIDAD DE CONTENIDOS PERO FALTA DE CIRCUITOS

En Portugal no existe una red de teatros, ferias y festivales a nivel nacional ni regional, sino muchas pequeñas redes. Tampoco la figura del distribuidor está aún consolidada.

Ello conlleva que no haya una concordancia de interlocutores con España para poder formalizar una integración. En esta misma dificultad redunda la diferente organización administrativa de cada uno de los países. En España, las autonomías tienen esta competencia cultural, pero en Portugal es asumida a nivel estatal.


Según José Pina, de la Asociación Nacional de Programadores Culturales y director del Teatro de Aveiro, la fortaleza de Portugal es la diversidad de contenidos. “En Portugal somos buenos en creación y estamos dando pasos hacia ese marco ibérico, pero la realidad es que aún estamos muy distantes”.  

LOS EJEMPLOS DE LAS REDES ESCÉNICAS DE CASTILLA Y LEÓN, EXTREMADURA Y PAÍS VASCO

Los representantes de estas tres comunidades hablaron de las principales características de sus circuitos oficiales, para los que habitualmente siguen un criterio de población.

Así, Patricio Fernández, expuso la experiencia de la comunidad con la Red de Teatros de Castilla y León, existente desde 1994 y dirigida a municipios de más de 10.000 habitantes; un programa en el que la Junta invierte unos 800.000 euros anuales, con una media de 350 representaciones. Habló también de los Circuitos Escénicos, orientados a municipios de menos de 10.000 habitantes, que cuenta con más de 100 espacios adheridos y supone unos 350.000 euros al año.

Por su parte, Toñi Álvarez, del Centro de las Artes Escénicas y de la Música de Extremadura, habló de la Red Extremeña de Teatros, formada por 48 espacios, con 1.250.000 euros de presupuesto. Y del programa Escenarios Móviles, destinado a 57 localidades con menos de 2.000 habitantes que reciben durante tres días un escenario ambulante con teatro, música y folclore y donde la Junta de Extremadura invierte 470.000 euros anuales.

La experiencia vasca fue mostrada por José Luis Ibarzábal, que habló de la Red Vasca de Teatros- SAREA, formada por 69 espacios escénicos, donde la mitad de las representaciones se realiza en euskera por parte de compañías vascas, que suponen dos tercios de la oferta.

Según sus representantes, las tres redes no se circunscriben sólo a empresas del territorio, sino que están abiertas a la participación de compañías de otros territorios nacionales o trasnacionales, siempre que se ajusten a sus criterios y a su realidad.

Extremadura, Castilla y León y la región Centro de Portugal tienen un número de habitantes similar, entre los 1,2 y los 2,3 millones, pero un mercado de las artes que funciona diferente. Aquí radicaría el inconveniente, más que en el presupuesto. “Según los valores aquí expuestos, en nuestra región invertimos mucho más”, concluyó Paulo Fernandes.

Manuel González, de la Feria de Teatro de Castilla y León-Ciudad Rodrigo, comenta para SALAMANCA AL DÍA, que las comunidades que comparten muchos kilómetros de frontera con Portugal, como es el caso de Castilla y León, tienen un papel prioritario y lógico en la cocreación de este tejido ibérico, por motivos culturales.

La Feria de Teatro de Castilla y León ha establecido recientemente una alianza con la nueva Feira de Bonecos, Marionetas y Formas Animadas de Freixo de Espada à Cinta, cuya primera edición se celebrará en septiembre, inspirada en el modelo de funcionamiento de la feria mirobrigense.

ESPAÑA, PUNTO DE MIRA PRIORITARIO PARA PORTUGAL EN 2022

“La prioridad de las acciones culturales externas del Ministerio de Cultura en el ámbito de las artes del espectáculo en 2022 será España”. La afirmación fue realizada por Américo Rodrigues, Director Geral das Artes (DGArtes), que estuvo presente en el arranque de la Feria Ibérica y reconoció la fortaleza que el evento manifiesta organizando su segunda edición, integrando los condicionantes pandémicos.

Esta orientación hacia España se ha revelado ya en la 44 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, en el que Portugal es país invitado, aportando cuatro estrenos al programa y que contó con la presencia de la ministra portuguesa de Cultura, Graça Fonseca.

Según Américo Rodrigues se trataría de abrir la colaboración al ámbito iberoamericano, del que forman parte los países de habla portuguesa, con los que Portugal ya organiza actividades culturales.

La Feria Ibérica de Teatro de Fundão continúa hasta el sábado con representaciones artísticas abiertas al público y ambiente ibérico, en el que la diferencia de idioma no parece tener ningún poder.

Un ambiente informal para conocerse mejor y poder llegar a cumplir su objetivo de formalizar el espacio común ibérico de las artes escénicas.