Ciudad Rodrigo al día

 

Prohibido el uso de barbacoas del miércoles al viernes

Ante el riesgo de incendios forestales por las altas temperaturas y las rachas de viento intenso que se esperan

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha declarado la alerta por riesgo de incendios forestales del miércoles 21 al viernes 23 de julio en toda la Comunidad, por el aumento de la intensidad del viento que se espera para el jueves y el viernes, que se uniría a las altas temperaturas que se vienen registrando desde el sábado 16, “incrementando mucho la probabilidad de ignición y la velocidad de propagación de los incendios”.

De este modo, desde el miércoles y hasta el viernes estará prohibido el uso de barbacoas (incluido de las autorizadas) en cualquier punto de la comunidad, así como de ahumadores en la actividad apícola. Asimismo, quedan suspendidas las autorizaciones que se hayan podido otorgar para el uso del fuego y fuegos artificiales, y se prohíbe el uso de maquinaria cuyo funcionamiento habitual genere deflagración, chispas o descargas eléctricas (sopletes, soldadores, radiales, etc.) en el monte y la franja de 400 metros de terreno rústico que lo circunda.


Además, no se podrán utilizar cosechadoras o empacadoras cuando la temperatura sea superior a 30ºC y la velocidad del viento supere los 30 kilómetros por hora, recomendando incluso la Consejería de Fomento y Medio Ambiente la “suspensión de las labores no urgentes”. En caso de que sí se lleven a cabo esas tareas, “es necesario tener a mano los medios de extinción y el personal suficiente para controlar los posibles incendios que se puedan originar como consecuencia de la labor”.

En este sentido, el uso de motosierras sí que es posible, si se cuenta con medios de extinción adecuados (mochila, batefuegos o similar). Mientras tanto, los campamentos juveniles podrán seguir con su funcionamiento habitual, pero “extremando la vigilancia y las medidas preventivas teniendo especial prudencia en el uso de los generadores, motores y las cocinas de campamento”. Por último, a la población en general se le solicita que tenga “la máxima precaución en sus actividades al aire libre”.