Siemens Gamesa bajo la lupa

Tras meses insistiendo en que las renovables necesitaban tiempo para purgar los excesos de las últimas subidas verticales y que por tanto nuestro trabajo como especuladores consistía en mantenernos al margen y aguantar las ganas de comprar renovables hasta que las propias compañías nos hicieran odiarlas, llega un nuevo “profit warning” de Siemens Gamesa que lastra a todo el sector energético.

La propia compañía ha pasado de inflar la cotización y los resultados meses atrás a anticipar pérdidas durante el conjunto del ejercicio. Pérdidas achacadas a la inflación que sufre el precio del acero.

Durante el año 2020 las acciones de Siemens Gamesa se revalorizaron un 273%. La subida parecía no tener fin, hasta que en enero del año en curso apareció el primer patrón técnico que indicaba debilidad. En aquel momento los títulos de la compañía cotizaban rozando los cuarenta euros y en tan sólo dos meses se depreciaron más de un 30%.

Tras esta corrección multitud de inversores minoristas tomaron posiciones aprovechando unos descuentos que no eran tales y en mayo se inició un segundo impulso bajista que por aquel entonces proyectaba objetivos técnicos bajistas hace los 21€. Este escenario parecía imposible de creer por aquel entonces, pero hace hoy exactamente una semana que la compañía emitía el cuarto “profit warning” de su historia avisando que en realidad las cosas no iban tan bien como nos contaban y que los resultados arrojarían pérdidas.

Tras el comunicado el precio de las acciones se desplomaba cerca del 20% alcanzando los precios proyectados meses atrás y arrastrando a sus compañeras en el sector como Solaria, Soltec o Audax cuya cotización se encontraba en tierra de nadie.

Pues bien, transcurridos más de 6 meses desde el inicio de la corrección en el sector, parece que comienzan a aflorar las noticias pesimistas que llevamos medio año esperando y ahora nuestro trabajo como especuladores pasa por vigilar de cerca un posible suelo por estas zonas. Debemos estar atentos a una muy probable lateralidad en las zonas de cotización actuales o incluso ligeramente inferiores, que bien podría ser la antesala del regreso de las alzas en el sector energético.

Esto no quiere decir que las noticias negativas sean suficientes, ni que la restructuración al alza vaya a producirse de hoy para mañana. Quiere decir que son un indicador que nos debe mantener alerta para que si observamos algún patrón o figura de cambio de tendencia podamos incorporarnos al mercado en un buen momento.

Evidentemente si no se produce ninguna de estas pautas de cambio de tendencia no debemos caer en la trampa de comprar por la simple razón de que los precios han caído mucho y por lo tanto podemos comprar barato.