Mercedes Villanueva: “ser guía turístico no es fácil, los grupos son más reducidos y los ‘free tours’ no dejan de crecer”

La presidenta de la Asociación de Guías Oficiales de Turismo de Salamanca explica que empiezan a recuperar el trabajo  y luchan contra el intrusismo

Un guía turístico en el centro de Salamanca

Después de quince meses de estado de alarma y parados por las restricciones a la movilidad, los guías turísticos vieron anulado su trabajo frente a otros sectores que, lentamente, iban reiniciando su actividad.

Mercedes Villanueva, presidenta de la Asociación de Guías Oficiales de Turismo de Salamanca, con veinte años de experiencia y una amplia preparación, cuenta la precaria situación de su sector, afectado además por el aumento descontrolado de ‘free tours’, guías turísticos sin preparación y cada vez más jóvenes que trabajan por propinas, “como no hay legislación no podemos hacer nada pero es competencia desleal, intrusos laborales que no tienen carnet de Castilla y León y acuden a otras comunidades donde los regalan”.

Por el contrario, los guías oficiales como Mercedes cuentan con años de experiencia y carnet oficial de la Junta de Castilla y León, lo que significa que han tenido que pasar un examen oral y escrito, con dos idiomas a parte del examen en castellano.

Actualmente, prima el turismo nacional seguido por turistas internacionales belgas y franceses procedentes  de los cruceros del Douro, lo que se traduce en un 30% o 40% de normalidad con una reducción en los grupos (diez personas) lo que supone una mayor seguridad para los clientes pero una gran repercusión económica para el guía, “ser guía turístico no es fácil, los grupos son menores y más reducidos” añade Mercedes Villanueva.


Con un precio de 10 euros por persona y gratis para niños menores de doce años, los guías turísticos oficiales de la capital ofrecen diferentes propuestas en español, inglés o francés para sus visitantes como las clásicas visitas monumentales, entrada a la Universidad, visita a las Catedrales, anécdotas y curiosidades, la Ruta de Leyendas o la Ruta de la Luz a las 22:00h, un recorrido totalmente diferente con la ciudad iluminada; en resumen, una amplia oferta cultural amparada por la profesionalidad y preparación de sus guías.

Es evidente que la situación del turismo es compleja y mucho más acentuada con los cierres perimetrales que llegaron en octubre y remataron al sector , “ fue horroroso, ahora empezamos a respirar, por suerte ningún compañero ha tirado la toalla a pesar de la pandemia”.

Además, desde la Asociación explican que las ayudas al sector se resumen en una ayuda directa de la Junta en enero o febrero y una retribución del Gobierno por ser autónomos y reclaman una legislación real en el sector para acabar con el intrusismo laboral.