Ciudad Rodrigo al día

 

Ciudad Rodrigo dejará de tener Obispo exclusivo “salvo sorpresa mayúscula”, según Religión Digital

El mismo portal especializado apunta que el ‘caso Ciudad Rodrigo’ puede quedar resuelto antes de que acabe el mes de julio

La intensa campaña reivindicativa del nombramiento  de un Obispo titular, propio y exclusivo para la Diócesis de Ciudad Rodrigo que ha tenido lugar durante los últimos meses (que ha incluido la publicación de un libro, la aprobación de iniciativas políticas, el envío de numerosas misivas a instituciones tanto eclesiásticas como civiles, o la aparición de ovejas descarriadas, llamando todo ello la atención de medios de comunicación nacionales) parece que no va a tener efecto, y como se temía, las diócesis de Salamanca y Ciudad Rodrigo pasarán a tener el mismo Obispo.

Así lo señala uno de los principales portales de información religiosa de nuestro país, Religión Digital, que en un artículo publicado en la jornada del viernes asegura que “todo parece apuntar (salvo sorpresa mayúscula) que habrá designación de obispo... de Salamanca y Ciudad Rodrigo” (es decir, se producirá una unión in persona episcopi, teniendo una misma persona el cargo de Obispo de Salamanca y Obispo de Ciudad Rodrigo), lo que el propio portal considera “una mala noticia para la España vaciada”.

Hay que recordar que ya se acumulan tres años y un mes desde que al último prelado hasta la fecha de Ciudad Rodrigo, Raúl Berzosa –que sigue como ‘Obispo misionero’ en Santo Domingo (República Dominicana)-, el Papa Francisco le concediese un retiro temporal. Siete meses después, en enero de 2019, Berzosa presentó su renuncia al Gobierno de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, que desde entonces tiene al frente como Administrador Apostólico a Jesús García Burillo, que el pasado mes de mayo ya cumplió 79 años.


En lo que respecta a la Diócesis de Salamanca, su actual Obispo, Carlos López, ya está ‘pasado de fecha’, ya que cumplió el pasado mes de noviembre los 75 años que marcan la jubilación eclesiástica, estando a la espera de que El Vaticano nombre a alguien para sustituirle, que según el artículo de Religión Digital sería la misma persona que para la Diócesis de Ciudad Rodrigo.

Dentro de ese mismo artículo se asegura que lo que ellos denominan ‘caso Ciudad Rodrigo’ podría quedar resuelto antes de que acabe el mes de julio, “antes de tomar unos días de vacaciones el nuncio Bernardito Auza”. De hecho, en el artículo se apuntaba a otras dos cuestiones que debían resolverse antes de final de mes, y una de ellas se solventó incluso en la misma mañana del viernes: el nombramiento de un nuevo Obispo para la Diócesis de Teruel-Albarracín, que también estaba vacante (desde enero de este año). El otro tema pendiente que apunta el artículo es el nombramiento de un nuevo arzobispo castrense.