¿Hay un director de partido en el fútbol?

              Creía conocer muchos aspectos del fútbol pero, sin embargo, hoy mismo me encontré esta información tan curiosa (Marca, Adrián Angulo, julio 2021), sobre esta figura creada hace siete temporadas en “La Liga” española: El director de partido. Y desconocíamos que estos profesionales se dedican a supervisa y ayudar a los 42 clubes de “La Liga Santander” y “La Liga Smart Bank”. Para que todo funcione con precisión, estos responsables controlan tanto el tiro de cámara como la colocación de la publicidad, el corte del césped o las equipaciones elegidas por los equipos. Todo ello a favor del espectador que disfruta desde su casa viendo el fútbol.

            Estos directores de partido son los ojos de “LaLiga”, prácticamente lo único que queda a la improvisación de los futbolistas, los encargados finales del espectáculo. Durante el encuentro y en el post partido se siguen protocolos uniformes para todos, supervisan la aplicación del “Reglamento para la Retransmisión Televisiva, además de otros aspectos señalados anteriormente. En suma, sus tareas se relacionan con el área audiovisual.

            Y aunque no lo parezca, se controlan las horas de llegada de los equipos a los estadios, las salidas al campo de juego para calentar o jugar, supervisión específica del césped, entrega de las alineaciones a los medios, la iluminación, etcétera. Incluso la coordinación y supervisión de los protocolos “COVID19”. Sin duda, estos personajes son grandes desconocidos de los aficionados, “La Liga” cuenta con una plantilla de 35, de los cuales 12 de ellos actúan como directores principales y el resto como auxiliares.

            Todos los directores deben tener estudios superiores y dominio lengua extranjera a efectos de comunicarse con los operadores internacionales. El perfil es coincidente con ex árbitros, abogados, periodistas o productores entre otros. 75 minutos antes del inicio de partido, el director se encarga de validar las alineaciones y de forma telemática las distribuye a todos los operadores de televisión con derechos.