Cambios en la normativa de las ITV respecto a los neumáticos: qué tener en cuenta  

Desde el pasado 1 de junio en la Inspección Técnica de Vehículos se van a revisar dos factores claves relacionados con los neumáticos equivalentes y que pueden suponer una suspensión de la inspección impidiendo que logres pasar la prueba

El uso de tecnología en los coches es cada vez mayor y cuentan con elementos inteligentes que nos aportan mayor seguridad en la conducción, pero toda esa tecnología sirve de poco si no tenemos en cuenta la importancia que tienen los neumáticos para garantizar la seguridad en la carretera. 

Esto es algo que ha preocupado en los últimos años porque muchos conductores optan por los conocidos como neumáticos equivalentes en lugar de los que necesitan exactamente su vehículo. Suele ocurrir bien porque las medidas de los neumáticos del coche no son comunes o bien porque su precio es más elevado.

Los neumáticos equivalentes son aquellos que entran dentro del límite legal de la huella del neumático homologado por el fabricante del vehículo, a pesar de que sus medidas no son idénticas. Esto permite conservar todas las características técnicas del coche y hasta ahora se había pasado mucho la mano en este sentido, pero desde el pasado 1 de junio entró en vigor la nueva normativa para ITVs con un reglamento que exige una mayor vigilancia en los neumáticos de los vehículos.

¿Qué cambios se han producido en la normativa?

Desde el pasado 1 de junio en la Inspección Técnica de Vehículos se van a revisar dos factores claves relacionados con los neumáticos equivalentes y que pueden suponer una suspensión de la inspección impidiendo que logres pasar la prueba. Los dos factores que se van a analizar al detalle son:

Índice de velocidad y carga

El índice de velocidad indica la velocidad máxima que el neumático es capaz de soportar, mientras que el índice de carga indica el peso que es capaz de asumir un único neumático. Estos dos índices van a ser minuciosamente analizados para que se ajusten a lo que se especifica en la tarjeta técnica del vehículo. Los índices deben ofrecer el mismo resultado, ya que de lo contrario se suspenderá la inspección.

Medidas del neumático

Se va a analizar con más detalle las medidas en el diámetro de los neumáticos aceptando una distorsión máxima del +/-3% en cada uno de ellos. Y es que las medidas del neumático son muy importantes para mantener la dinámica del vehículo y para que elementos de seguridad como son el control de estabilidad o el ABS actúen de forma correcta. 


Es importante cumplir con estos dos factores, puesto que pueden suponer la diferencia entre pasar la ITV o suspenderla. Además, los neumáticos afectan indirectamente a tu estilo de conducción, variando así el confort y seguridad que sientes mientras conduces tu vehículo. Por ello se recomienda también revisar la presión de los neumáticos cada 15 días y los sensores de presión de los neumáticos, ya que un mal estado de esto último puede acarrearnos una falta leve en la inspección si es detectada por el profesional.

El mal estado de los neumáticos en general, impulsor del cambio en la normativa

Uno de los impulsos en el cambio que se ha producido en la normativa de las ITV respecto a los neumáticos es luchar contra el mal estado en general en el que se encuentran en el parque móvil de nuestro país. La Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (ADINE) estima que existen en torno a 1,5 millones de vehículos en España que circulan cada día por las carreteras con neumáticos en mal estado.

ADINE argumenta también que los neumáticos en mal estado suponen hasta el 59% de los defectos graves detectados en las ITV, un problema que piden atajar creando un Plan RENOVE de neumáticos en España, al estilo del diseñado para la compra de automóviles o de electrodomésticos. Desde la asociación aseguran que el cambio por unos neumáticos nuevos beneficia también a los conductores, puesto que aumentan su seguridad y reducen el consumo de carburantes entre un 20% y un 30%. Sin olvidar el beneficio para el medio ambiente.

Como se puede apreciar, a partir de ahora los conductores tienen que prestar mayor atención a los neumáticos que eligen para su vehículo. Si optan por neumáticos equivalentes deben cumplir con los dos factores anteriormente descritos para que el vehículo pueda superar la ITV. Y es que los neumáticos juegan un papel clave en la seguridad durante la conducción y en el consumo de combustible.