La patria en la palabra I

Reescribo un texto que nació como algo más académico pero que, en los tiempos que corren, se vuelve una reivindicación de un nacionalismo poco nacionalista, nostálgico, sí, pero abierto e incluyente.

A la vez que Martí, o Porfirio Díaz habían dicho aquello de: “pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”, Miguel de Unamuno, en la España decadente de 1898, también dejaba una frase lapidaria: “Me duele España”.

Ambas frases son reflejo de un nacionalismo crítico, consciente y, a mi modo de ver, incluyente. Esta manera de entender el nacionalismo es la que va a caracterizar a gran parte de los intelectuales españoles del primer tercio del siglo XX. Esa visión de la patria es la que va a tener que replantearse, repensarse, tras la guerra civil, o incivil, que concluyó en 1939.

La efervescencia del pensamiento y la creación artística que caracterizó a los años veinte en España, y sobre todo a la II República Española (1931-39) se ve truncada con la llegada al poder de Francisco Franco. De un paraíso literario, de la nueva edad de oro que supuso la Generación del 27, se pasa a un páramo. Es significativo que el primer premio Nadal se otorgara, en 1945, a una novela titulada Nada, de Carmen Laforet.

La guerra trajo el vacío y una búsqueda de nuevos caminos, para los de dentro y para los de fuera. Sobre todo para los de fuera. El exilio, la nueva patria.

Pedro Garfias, poeta nacido en Salamanca, que creció en Andalucía y vivió y murió en el México que comparto con él, escribió “Entre España y México”, poema que vio la luz a bordo del Sinaia, un barco en el que llegaron a este país muchos exiliados; este es un fragmento muy significativo:

 

Qué hilo tan fino, qué delgado junco

—de acero fiel— nos une y nos separa

con España presente en el recuerdo

con México presente en la esperanza.

 

México adquiere una especial relevancia porque se convirtió en esa segunda patria, en esa tierra de adopción para muchos de ellos. El Sinaia primero, y otros después, fueron barcos que trajeron personas, pero también ideas, afanes, conocimientos.

Y que aquí enraizaron y dieron nuevos frutos.

 

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)