Matilla de los Caños y Fuenterroble de Salvatierra apuestan por sus propios centros infantiles para mantener población

Son dos de los últimos pueblos salmantinos que han impulsado guarderías para facilitar la vida rural de familias jóvenes en sus municipios
Ayuntamiento de Matilla de los Caños

Varios pueblos de Salamanca han dado el paso en los últimos años para impulsar sus propios centros de educación infantil, con el fin de facilitar un servicio básico, que anime a las familias jóvenes a crear un proyecto de vida en el medio rural. Y es que la conciliación entre la vida laboral y la familiar es fundamental para lograr que afiancen más familias en este tipo de localidades.

En Matilla de los Caños, a 29,4 kilómetros de la capital charra, por ejemplo, hace unos meses, ponían en marcha su guardería municipal, para lo que se seleccionaba un técnico superior de educación infantil y se reformaba un edificio, junto al que se instalaba un parque infantil. La iniciativa ha sido éxito y los jóvenes padres y madres del municipio están encantados.

Y otro caso es  la reciente creación de la Escuela Infantil ‘Los Roblitos’, de titularidad del Ayuntamiento de Fuenterroble de Salvatierra, en la comarca de Guijuelo, que autorizaba la Junta a principios del curso pasado. En este centro se imparte el primer ciclo de Infantil con una unidad mixta para niños de 0 a 3 años. Además, la construcción y el equipamiento han sido sufragados íntegramente por dicha entidad local.