Ganar, o perder, esa es la cuestión...!

Céntrese en solucionar el problema, nunca se centre en la culpa. Los problemas solo se resuelven cuando se buscan soluciones” (Catherine Pulsifer).  

Una muestra más se ha dado en este mes del “Europeo2020”, hemos sido testigos de análisis sesudos sobre las potencialidades de los equipos de cada selección y cómo, de nuevo en el fútbol, no se han cumplido las expectativas con la auténtica realidad. Una vez más, nadie está en posesión de la realidad. Y probablemente esté ahí el éxito histórico del fútbol.

 . Vemos con claridad que el hecho de llegar a semifinales de la selección española ya es un éxito por sí mismo, un equipo de muchas individualidades y de muchos equipos es lógico que cueste coordinarlos aún más. España perdió contra Italia después de una mayor prevalencia del balón en sus botas (70% de tenencia de pelota frente al 30%),”. ( Kate Summers)De nuevo recurro a las frases hechas que nos definen tanto como una biblia entera llena de argumentos: “Si buscas inspirar a la gente, culpar es lo último que quieres hacer. Para inspirar a otros, enfoca tu atención en la solución, no en la culpa. Nada bueno viene de la culpa, lo bueno viene de encontrar la manera de corregir la situación

 “No culpes a nadie por tus errores y fallas”, nos aconseja Bernard Baruch, la labor de un equipo consiste en responder, responsablemente, de los resultados finales, aunque haya habido fallos individuales de difícil justificación en las actuaciones grupales. Siempre lo he creído así, y parece que es mostrarse débiles. “El juego de la culpa es una pérdida de tiempo. Cada vez que estás ocupado reparando la culpa, estás desperdiciando energía y no solucionando el problema”, según Rick Warren. Para ello nos adherimos al dicho de Catherine Pulsifer: “No se centren en quién culpar, sino en la solución”. Esa es la cuestión de futuro…