Béjar al día

El PP lamenta que este año no se haya creado empleo en Béjar con los Planes Provinciales

Los trabajadores bejaranos en paro que dependían de las obras de los Planes Provinciales de la Diputación, se quedan este año sin ingresos por la adjudicación de las obras a empresas de fuera de la ciudad

Alejo Rinones y Olga García, Grupo Municipal Popular

El Grupo Municipal Popular ha dado a conocer que los casi 350.000 euros que la Diputación de Salamanca concede todos los años a Béjar, dentro de los Planes Provinciales, para obras públicas de mejora de la ciudad, han sido adjudicados a empresas de fuera de Béjar y de su comarca, que han traído a sus propios trabajadores para realizar trabajos en las calles Ramiro Arroyo, Yezgal, Andrés Dorantes, Calleja Ferrer y Trasera de San Gil.

Estos fondos se conceden por parte de la Diputación de forma reglada a todos los municipios salmantinos en función del número de habitantes de cada uno de ellos y son una forma de incentivar el empleo local a la vez que se mejoran las infraestructuras públicas. Sin embargo, en esta ocasión, las ayudas no van a ser gestionadas directamente por el Ayuntamiento, tal y como se venía haciendo en las legislaturas de mayoría del PP, sino que han sido privatizadas y sacadas a concurso público.

Según declaraciones del portavoz Popular, Alejo Riñones, el Consistorio bejarano cuenta con personal técnico cualificado, como arquitecto, aparejador, ingeniero eléctrico y encargados, para poder llevar a cabo directamente esas obras y así ahorrar el 16 % de beneficio empresarial posibilitando una mayor contratación de mano de obra local. Ha puesto de manifiesto la incongruencia del equipo de Gobierno, formado por PSOE y Ciudadanos, en cuanto a la política de privatizaciones, pues mientras suprimen concesiones internalizando servicios con los que se ayudaba a pymes y autónomos locales, por otro lado, se está optando por esta forma de gestión en obras tradicionalmente gestionadas por el Ayuntamiento, que facilitaban la contratación de personas de Béjar en desempleo.


Los Populares critican que, de nuevo, el equipo de Gobierno haya elegido una forma cómoda de gestionar fondos de ayudas a la ciudad, evitándose así el trabajo que conlleva la supervisión y el control, por parte de la concejala responsable, de las obras que se van a ejecutar, pese a ir en detrimento de los trabajadores bejaranos que dependen de ellas para su subsistencia y la de sus familias. Añaden que, cuando el Partido Popular gobernaba, se alcanzaba una media de diaria de 334 personas trabajando para el Consistorio, mientras que ahora esa media está en unos 200, y esto se conseguía sacando a concurso solo las obras para las que no se contaba con medios para realizarlas, como las cubiertas del edificio consistorial o las del Convento de San Francisco, en las que fue preciso un andamiaje homologado según las leyes europeas, demasiado caro para ser adquirido por el Ayuntamiento.