¿Luchando contra la despoblación con la mejora de la calidad de los servicios públicos esenciales?

A la animosa Unión del Pueblo Leonés se le ha ocurrido pedir a la Junta ubicar en Vitigudino una ambulancia de emergencias, una Unidad de Soporte Vital Avanzado o UVI Móvil. Tras una breve y gráfica ilustración del motivo, atender a todo el Noroeste salmantino, terminan preguntando: “¿Es consciente la Junta del riesgo sanitario que supone que haya localidades ubicadas a más de 100 kilómetros de distancia por carretera convencional de una ambulancia de emergencias propiamente dicha, como es el caso del noroeste salmantino?

La respuesta de la esclarecida Consejera de Sanidad es “Por lo que respecta a la Zona Básica de Salud de Vitigudino y su población TSI, se observa un claro descenso de la población, progresivo y continuo a lo largo de la serie histórica.” Con menos población, aclara, hay menos llamadas de emergencias. Aunque obvia las otras dos Zonas Básicas del Noroeste, su situación es similar. Desde luego no se solicita eso por primera vez, y sorprende la insistencia cuando sus habitantes llevan 34 años aprobando electoralmente el manteniendo de esa situación. Y cada vez quedan menos.

Datos extraídos de la publicación anual “Población de tarjeta sanitaria de Sacyl” editado por el Servicio de Salud de Castilla y León.

Coincidiendo, la Junta aprueba la modificación de la Ley 7/2013, de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio de la Comunidad. La Exposición de Motivos del Anteproyecto sometido a participación, incluye lo siguiente: “Los cambios experimentados en la población son una de las principales causas de que la provisión de servicios públicos no disponga de masa crítica suficiente para que sea eficiente, y ante los problemas demográficos, parece que lo más razonable es llevar a cabo una reorganización territorial y administrativa en la Comunidad Autónoma. (…) Es una cuestión de igualdad de oportunidades, de garantizar los derechos efectivos en todo el territorio, sin importar donde se viva.” En realidad, esta reforma es una vuelta atrás en la nada. No se ha visto de forma práctica política territorial, o de desarrollo rural, en estos largos 34 años.

Fragmento correspondiente a la provincia de Salamanca del Mapa de Recursos de Emergencias extraído de la web de Sacyl.

No sé si debido a esa Ley, o es respuesta de manual, la Consejera también indica “En la actualidad se está llevando a cabo un estudio sobre posibles ubicaciones de los recursos avanzados, en el marco del que se contempla un recurso que dé cobertura de forma prioritaria a la zona noroeste del Área de Salud de Salamanca.” Ya es casualidad la continua aparición del oportuno Estudio en elaboración cuando se demanda algún servicio público esencial. Esperemos no llegue a conclusiones como atender las emergencias por teléfono como en los Consultorios, o con las puertas cerradas.

Enredados en estas cosas nos sorprende la gran amiga de nuestros Populares dirigentes, el faro iluminador de la noche neoliberal desde España dentro de España, para intentar hurtar a Salamanca algo construido con éxito durante más de 90 años. Me refiero a eso de “capital del español”. Por cierto, ¿en la España de las autonomías cuasi federales no sería más propio usar la original palabra de castellano en vez de la dieciochesca borbónica?. Madrid, sumidero sin fondo cual agujero negro, pretende seguir succionando recursos y población de gran parte de España. Ahora la enseñanza del idioma a la más antigua Universidad del país. Si se sigue permitiendo esta anomalía, se puede votar lo mismo y pedir más servicios hasta el infinito. Sin embargo, no tardará tanto en no quedar nadie para introducir la papeleta en la urna o para firmar la petición.