Ayala: “Todo jugador quiere estar en la máxima categoría posible y lo que deseo yo es Primera RFEF, pero con un proyecto bueno”

El anterior central del Salamanca UDS asegura que nadie se ha puesto en contacto con él por parte del club, pero sí que escucharía una posible oferta

Sergio Ayala, con una de sus hijas / Lydia González

Sergio Ayala, ya ex del Salamanca UDS, atiende a este medio de comunicación para hablar sobre su futuro después de haber cobrado el dinero que el club le debía de manera reciente. 

Descanso: “Después de un año duro, en el que semana tras semana era todo muy tenso, terminó bien y ahora toca disfrutar de las vacaciones y pensar en la temporada que viene”.

Futuro: “Estoy valorando ofertas y a ver si sale algún proyecto de Primera RFEF, que es lo que estoy buscando… pero hay que ver todo. En el Salamanca no se han puesto en contacto conmigo y no sé las intenciones que tienen, aunque sí que les escucharé si me llaman”.

Por qué no se les contacta a muchos: “Quiero pensar que no hay entrenador y lo más importante es eso para el club; todo va en función de él y lo que quiere. No tengo ni idea de sus intenciones y a mí ya me pagaron todo el lunes”.

Qué le tienen que ofrecer: “Todo jugador quiere estar en la máxima categoría posible y lo que deseo yo es Primera RFEF, pero con un proyecto bueno en ella. Pienso que el Salamanca será un club bueno en Segunda RFEF y sería positivo para un jugador ir ahí. Ojalá que hagan todo bien y sea apetecible para estar peleando por un ascenso, prefiero eso que un equipo menos ambicioso en una división superior”.


Cómo ha vivido los impagos: “Es más jodido que te digan una fecha y se tarde más de ella, porque te empiezas a preocupar. La prensa sabía que el plazo era hasta el día 20 y ahí casi nada había recibido el dinero, luego poco a poco se iban haciendo los pagos. Yo no dudaba que iba a cobrar, aunque ya está todo solucionado. El Salamanca como club ya puede mirar a la temporada que viene sin nada de atrás”.

Recuerdo de Escobar: “Puede sorprender que pegara el salto a Segunda porque se ve poco, pero es una gran oportunidad al trabajo y sacrificio de Lolo. Es un entrenador que viene del barro y ojalá le vaya bien en el Mirandés. No entiendo entre comillas como el Salamanca le dejó escapar, pero tampoco sé la letra pequeña de lo que pasó. Si no pidió una cosa extremadamente difícil, yo lo habría dado todo”.