Las Arribes al día

Bautista presenta una moción de apoyo económico a las almazaras de la provincia y productores de aceituna

Propone que se cree una línea de ayudas con 12.000 euros por almazara, para la modernización de instalaciones, y otra línea para productores que compense los gastos de molturación de la aceituna

Sin modernización de instalaciones es imposible obtener rentabilidad y ser competitivos a pesar de tener un producto estrella / CORRAL

El diputado provincial por la comarca de Vitigudino, José Francisco Bautista, presentará al próximo pleno de la Diputación de Salamanca, sesión prevista el próximo miércoles, una moción para su debate y aprobación, y con la que pide la creación de sendas líneas de ayuda económica para las almazaras de la provincia y para los productores de aceituna.

Concretamente, Bautista solicita la creación de una línea de ayudas, dotada con al menos 12.000 euros por almazara, “para mejorar, adecuar y modernizar sus instalaciones previa presentación de la correspondiente memoria técnica de obras”. Asimismo, propone establecer una segunda línea de ayudas destinada a los productores “que contribuya a paliar en parte los gastos de transformación de al menos 0,06 €/K. de aceituna destinada a aceite para el consumo humano”, tras el incremento que ha sufrido este concepto como consecuencia de la aplicación de nuevas medidas medioambientales como el procesamiento del alpechín.

Estas propuestas son argumentadas por Bautista en la traición olivarera de varia zonas de Salamanca como Las Arribes o las sierras de Francia y Gata, y la necesidad por la que atraviesan las almazaras de modernizar sus instalaciones para ganar en productividad,  competitividad y rentabilidad.

Por otra parte, la línea de ayuda a los productores impulsaría la creación y mejora de nuevos cultivos dedicados a la olivicultura al lograr reducir costes y con ello que el agricultor obtenga una mayor rentabilidad, como ha sucedido en la zona portuguesa de la Raya, donde se han incrementado exponencialmente este tipo de cultivos gracias a las ayudas específicas ofrecidas por la Administración a los agricutores para la trasformación del suelo y modernización de almazaras. Además, en la defensa de estas propuestas, Bautista recuerda la alta calidad del aceite que se elabora en las almazaras salmantinas, aunque sus almazaras necesitar mejorar en competitividad.

Como sucede en el sector ganadero, especialmente en el ovino y caprino en extensivo, no se concibe que las ayudas a la producción de corderos, leche de oveja, cabritos, leche de cabra, vino o, en este caso, aceite de oliva sean las mismas para los productores que se ubican en terrenos con dificultades orográficas, que condicionan sensiblemente la producción y la rentabilidad de las explotaciones, como los de Las Arribes a las sierras salmantinas, que aquellos que se encuentran en zonas de terrenos sin este tipo de dificultades. Una situación que la propuesta de Bautista trata de corregir en el sector olivarero.