Las Arribes al día

Encuentro de la literatura y la música en la gala de entrega de los premios del certamen Carmen Martín Gaite

Juan Carlos Padilla, Rafael Luque y Benjamín Charro recibieron los galardones como autores de los tres relatos premiados en un acto en el que Anache ofreció un gran concierto musical

Es reconfortante, después de la complicada etapa que hemos pasado, recuperar, si no la normalidad porque este tipo de actos desafortunadamente no son lo habituales que desearíamos, sí la actividad al aire libre a través de la cultura, de la literatura y de la música, en un espacio tan emblemático como la Casa de los Condes de Lumbrales. El patio de entrada de la Casa de los Condes de Lumbrales fue escenario ayer de la gala de entrega de los premios del ‘XX certamen literario Carmen Martín Gaite’, promovido por la asociación de mujeres Villa de Lumbrales.

Su presidenta, Teruqui Robledo, presentó la velada cultural que, además de la entrega de premios a los tres galardonados y la lectura de los relatos premiados, ofreció un gran concierto de Anache, una profesora de música de origen cubano residente en Lumbrales. Al cumplirse los veinte años del certamen literario "traigo a la memoria los versos de Machado: 'Caminante no hay camino, se hace camibo al andar', unos versos que definen nuestra andadura, en la cual hemos ido abriendo caminos con ilusión y perseverancia sobre unos senderos a veces tortuosos", afirmó Teruqui. "Esta trayectoria vital ha conseguido revasar con creces los objetivos propuestos que cada año recuerdo en esta jornada, los objetivos de incentivar la creatividad literaria, dar visibilidad a nuestro pueblo, dinamizar y hacerle a la vez beneficiario de este movimiento cultural", añadió la presidenta.

En esta vigésima edición el certamen tenía como lema 'La magia del destino'. Cincuenta y nueve han sido los relatos presentados. "El jurado del concurso ha tenido complicado la selección de los premiados tanto por el amplio abanico de interpretaciones que permitía el lema como por la gran calidad de los relatos presentados: muchos merecían un premio", afirmó Robledo, que quiso felicitar públicamente "a todos los participantes por su creatividad y por el valor y la audacia de escribir lo que su imaginación les ha dictado".

La presidenta de la asociación de mujeres agradeció la presencia en la gala de los premiados: "nos colma de satisfación pues con ello ponen en valor el certamen y le dotan del prestigio que merece" afirmó. Robledo también expresó el agradecimiento al Ayuntamiento de Lumbrales "por su presencia y su implicación en este acto, acondicionando este recinto con todos los requistos pertinentes", así como a la Diputación de Salamanca por su aportación económica, a José Sánchez, exdirector del IES de Lumbrales "por su ayuda inestimable y por ser puntal importante desde el inicio del certamen literario", y a Angel Herrero, técnico de sonido, siempre a disposición de quien lo necesita y a todos los asistentes. "Esto nos sirve de estímulo para continuar con ilusión la obra que este año cumple dos décadas" afirmó Teruqui Robledo.

Entrega de premios y lectura de los relatos

En la gala celebrada en la Casa de los Condes estuvo presente la Corporación municipal en pleno, con el alcalde, Carlos Pedraz, a la cabeza. Precisamente fueron tres de los miembros del equipo de gobierno municipal los que hicieron la entrega de los premios del XX Certamen literario Carmen Martín Gaite.

Manuel Santos, concejal de urbanismo, entregó el primer premio (un diploma y 300 €) al escritor alicantino Juan Carlos Padilla Estrada, autor del relato titulado 'El Niño del Saxo'. El reconocido escritor alicantino agradeció "a Teruqui, que es el alma de este certamen, y a todos los organizadores el haber permitido que 10 años después yo vuelva a estar aquí". Padilla ya obtuvo el galardón del segundo premio en la edición de 2011 de este certamen literario. "Para mí es un enorme honor que me hayan premiado este pequeño ejercio de estilo que es este relato, 'El Niño del Saxo', una idea que surgió hace unos años con el objetivo de plantear un ambiente", explicó el escritor.

La concejala de cultura Rosa del Pozo, integrante también de la directiva de la asociación de mujeres, hizo entrega del segundo premio (diploma y 150 €) a Rafael Luque Rengel, de Mérida, un autor novel que narra en su trabajo premiado, 'El reloj del abuelo', un hecho real transcurrido en Lumbrales donde él pasaba los veranos en compañia de su abuelo, oriundo de este pueblo. Rafael Luque, que se mostró emocionado durante su intervención, mostró su reconocimiento "a todas las personas de estas tierras que luchan día a día por manterner arraigada la población en estos rincones apartados, y a los que luchan por mantener viva la cultura en los pueblos y este certamen literario es un dignísimo ejemplo de ello". Yo que no soy escritor, sigo desde hace años la singladura de este certamen y al conocer que el lema de este año era la magia del destino, me animé a participar y a aportar mi humilde granito de arena para que este certamen se mantenga vivo muchísimos años más", añadió el autor premiado.

Por último, Jesús Herrero, teniente alcalde y concejal de personal y servicios, entregó a Benjamín Charro Morán, autor del relato 'El mapa del destino’, el Accésit al mejor relato escrito por una persona de Lumbrales o relacionada con esta villa, un galardón dotado con 100,00€ y un diploma. Charro, que fue el ganador del segundo premio del certamen en la edición del año pasado, agradeció el esfuerzo de la asociación de mujeres por mantener vivo el certamen literario.

Los tres galardonados leyeron los relatos que han sido premiados en el XX Certamen Literario Carmen Martín Gaite.

 

JUAN CARLOS PADILLA, GANADOR DEL CERTAMEN:

Juan Carlos Padilla Estrada, ha vuelto a Lumbrales, (ya estuvo en 2011 cuando obtuvo el segundo premio de este mismo certamen literario) a recoger el primer premio del XX certamen literario Carmen Martín Gaite. Este galardón se suma al amplio curriculum como ganador de varios premios de relatos cortos de Juan Carlos Padilla, que, además, es autor de varias novelas.

P. Sorprende que alguien con su curriculum venga a un pueblo tan alejado de su lugar de residencia, Alicante, un pueblo pequeño como Lumbrales a recoger un premio dotado con una cuantía económica modesta.

R. Es la segunda vez que vengo. Ya vine hace 10 años. Y te digo que yo vendría gratis, no es una cuestión del premio. Para mí es un honor que alguien valore algo que yo he escrito, que lo disfrute y que lo premien. Para mí es un gran orgullo y un placer compartir aquí un fin de semana.

P: Imagino que es consciente de que su presencia le da más prestigio al certamen

R.Yo creo que es algo que se retroalimenta; para mí es un auténtico honor participar en el certamen. Y me hizo mucha ilusión cuando me llamó Teruqui para decirme que había ganado el premio; me hace mucha ilusión venir y compartir este rato de encuentro literario.

Hay que tener en cuenta que la vida no te ofrece tantas oportunidades de este tipo. Yo soy médico, neumólogo, fijate el año y medio que he tenido. Entonces, como te digo, la vida no te ofrece tantos momentos bonitos. He venido con mi pareja, hemos estado esta mañana por los alrededores, hay paisajes muy bonitos. Ha sido una visita muy breve, pero hemos disfrutado mucho. Es un orgullo para nosotoros estar aquí en este acto cultural.

Gran concierto de Anache

Un concierto de Anache, profesora de música de origen cubano y residente en Lumbrales, vino a completar el acto cultural organizado por la asociación de mujeres Villa de Lumbrales. Anache ofreció un concierto íntimo, interpretando temas de diferentes géneros, un ameno e intimista recorrido por la música latina y la canción popular española, con guiños a la superación de la pandemia y a la gala literaria.

La primera canción, 'Yo vengo a ofrecer mi corazón', de Fito Paez, fue un himno de optimismo en el primer día que podemos disfrutar de estar sin mascarillas en exteriores. En segundo lugar, haciendo referencia al certamen literario, Anache interpretó la canción 'Alfonsina y el mar' dedicada a la poetisa argentina Alfonsina Storni. El repertorio incluyó conocidas canciones como Piel Canela, Locuras, América, América, Malagueña salerosa….

El concierto tuvo dos emotivos momentos, uno con la interpretación del 'Ave María de Shubert' , que la cantante dedicó a Teruqui, "es mi forma de darle las gracias por todo el esfuerzo que hace al gestionar la Asociación de Mujeres", afirmó. A continuación Teruqui subió al escenario a cantar 'Cucurrucucú, paloma', una interpretación que fue muy aplaudida por el público presente en el patio de la Casa de los Condes.

El público también reconoció con sus aplausos el gran concierto de Anache, que puso su punto final con una gran interpreatción de las canciones 'Ay pena, penita mía' y 'Y sin embargo …’

  • La presidenta de la Asociación de mujeres con los tres premiados en esta edición del certamen / E. Corredera