Béjar al día

El Director General de Patrimonio visita las obras de la Huerta de El Bosque

Gumersindo Bueno responde a las plataformas ciudadanas que “se han malinterpretado” los elementos que se van a incorporar a la Huerta de Abajo, pues son completamente reversibles y van a servir para mejorar el espacio y dar continuidad al conjunto

Visita de Gumersindo Bueno a El Bosque de Béjar

El director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Gumersindo Bueno, ha visitado hoy El Bosque de Béjar y ha dado a conocer el estado de las obras que se están acometiendo en la Huerta de Abajo y en el palacete que tiene previsto ser convertido en un Centro de Recepción de Visitantes, todo dentro del marco del proyecto transfronterizo Jarcultur, entre Béjar y Busaco, financiado con fondos europeos.

La Alcaldesa de Béjar reconoce haber recibido “montones de correos electrónicos”, pero considera que el 90% de quienes los han escrito no conocen el proyecto, sólo las críticas

El Director General de Patrimonio ha declarado que van a ser años de gran intervención e inversiones, necesarias para recuperar la funcionalidad y las características de la finca de recreo. Para ello en la Huerta de Abajo ya han comenzado las obras con las que se pretende recuperar el sistema hidráulico y la vegetación, y durante 2021 se tiene previsto acondicionar la parte baja del edificio principal del complejo para convertirlo en un centro de recepción, donde el público recibirá información sobre el conjunto histórico-artístico, en un espacio expositivo y de actividades didácticas.

Con el fin de actualizar la instalación eléctrica con la normativa vigente y para dar previsión de suministro a las distintas actuaciones en El Bosque, se está redactando un proyecto específico para todo el conjunto. Asimismo, se va a dotar de instalación telefónica y datos.

Respecto a la Casa del Bosquero, restaurada en 2019, el Ayuntamiento de Béjar ha solicitado que la Dirección General de Patrimonio apruebe un proyecto para ser convertida en una cafetería-biblioteca, aprovechando los antiguos pesebres como contenedores de libros, que podrán leerse bien allí mismo o en los jardines, para lo que se les proporcionaría a los usuarios mobiliario móvil. Esta cafetería, que será financiada íntegramente por el Ayuntamiento, no estará abierta al público general, sino que será un servicio exclusivo para los visitantes de El Bosque que adquieran su entrada. En cuanto a su atención, la Alcaldesa de Béjar ha declarado que se hará mediante una concesión a una empresa privada.

También dentro del programa Jarcultur está prevista en 2022 una actuación para recuperar el camino de la Alameda, desde la Puerta de la Justa hasta la Huerta, y su conexión con la rampa principal, con el objetivo de mejorar el tránsito dándole una unidad al conjunto. Para ello se ha encargado otro proyecto para acondicionar las rampas principal y secundaria y restablecer la comunicación entre la plataforma del Estanque y la Alameda. Además, se está redactando un proyecto más para la restauración del Jardín Romántico, con sus estructuras de muros e hidráulicas y la puesta en funcionamiento de las fuentes.


Desde 2001 se han invertido en El Bosque de Béjar 3.400.000 euros, con las nuevas obras el presupuesto superará los cuatro millones y medio desde esa fecha.

Según ha manifestado Gumersindo Bueno, se han malinterpretado, por parte de grupos y plataformas de la sociedad civil, los elementos que se van a incorporar a la Huerta de Abajo, que consisten en una lámina de agua que bajará por un elemento que va a sustituir a un antiguo bidón de obra y una propuesta de una portilla, ambas son estructuras muebles, que se podrían retirar en cualquier momento, no supondrán alteración alguna en el espacio de la Huerta, y sin embargo van a proporcionar un “toque de estilo”.

La Alcaldesa de Béjar, Elena Martín, ha reconocido haber recibido “montones de correos electrónicos”, no así el Director General que ha reconocido unos 15, enviados por los ciudadanos a ambas instituciones en atención a la propuesta del Grupo Cultural San Gil y la Plataforma en Defensa de El Bosque de Béjar para que se paralizaran las obras de la Huerta de Abajo. En este sentido, la Sra. Martín ha declarado: “estoy segura que el 90 % de las personas que han escrito esos correos no conocen el proyecto porque he tenido la experiencia de algún caso de personas con solvencia histórica y técnica que solo conocían la crítica y no el proyecto”.

Gumersindo Bueno ha reiterado que todos los proyectos de intervención en la villa renacentista se están haciendo siguiendo los criterios que se marcaron en el Plan Director: investigación de las evidencias para que los resultados guíen los proyectos, mínima intervención, poner el objetivo en la conservación y en la funcionalidad para conseguir un mantenimiento y una conservación, y sobre todo huir de las reconstrucciones idealizadas, “nosotros no podemos inventarnos cosas que no sabemos si existieron o no. Y sobre todo tenemos que pensar cómo podemos conseguir que un espacio tan singular sea disfrutado por el mayor número de personas”.

Sostenibilidad de El Bosque de Béjar

En lo referente al mantenimiento del conjunto de El Bosque, el Ayuntamiento de Béjar va a incorporar a dos personas a jornada completa a partir del próximo mes, según ha declarado la Alcaldesa, serán personas con experiencia que conozcan el espacio.

Se tiene previsto plantear un modelo de dinamización de El Bosque como destino cultural y turístico que lo haga sostenible, mediante un planteamiento permanente de visitas y de actividades. Este verano ambas instituciones organizarán un programa cultural de pago, aunque el funcionamiento del recinto seguirá siendo el mismo que hasta ahora, sin embargo, se prevé que una vez que las instalaciones estén completamente adecuadas y se pongan en funcionamiento la cafetería-biblioteca, las visitas guiadas, el Centro de Recepción de Visitantes  y la dinamización de la villa renacentista; el precio de las entradas se modifique hasta los 12 o 15 euros, lo que permitirá un mantenimiento más sostenible del conjunto.