La necesidad de una dosis de recuerdo dependerá del impacto de las nuevas variantes, según experta

La vacunan “es la esperanza de todos de un retorno real a la vida normal”, ha destacado la responsable de Vacunas de la Sodiedad Española de Médicos Generales y de Familia

 

 

La responsable de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Isabel Jimeno, cree que "es muy difícil de saber" si será necesario que cada año nos tengamos que vacunarnos o ponernos una dosis de recuerdo de las vacunas contra el coronavirus, pero ha vaticinado que dependerá del impacto de las nuevas variantes.

"Va a depender mucho del impacto de las nuevas variantes, si hay variantes de escape y de la vacunación a nivel poblacional; es un escenario probable... Lo importante ahora es lo que tenemos que hacer: vigilar, estar atentos y aplicar planes de contingencia", ha resaltado durante el XXVII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia.

La experta ha explicado que, hasta llegar la pandemia de COVID-19, era impensable tener vacunas en un espacio de tiempo tan corto. "La situación de vulnerabilidad y gravedad, pone de manifiesto que una vacuna eficaz contra el coronavirus que causa la COVID-19 es la esperanza de todos de un retorno real a la vida normal", ha destacado.

Al inicio de la crisis sanitaria, más de 100 equipos de científicos de todo el mundo se pusieron a trabajar para desarrollar y probar una vacuna contra el virus SARS-CoV-2 lo más rápido posible. "Se han empleado, y se siguen empleando, una gran variedad de estrategias y tecnologías, incluyendo algunas que nunca se han utilizado en una vacuna aprobada antes", ha informado Jimeno.


"Es impresionante mirar atrás y recordar que la primera declaración que hace China es el 31 de diciembre del 2019, con 40 casos de una neumonía desconocida en la ciudad de Wuhan; un año y medio después tenemos un amplio abanico de vacunas. Ello demuestra cómo la sociedad es capaz de responder ante una amenaza tan grave", en palabras de la responsable de Vacunas de la SEMG.

Los tiempos de desarrollo de la vacuna de la COVID-19 "no son los normales". "Pero también es cierto que nunca ha habido tanta gente en todo el mundo trabajando en algo y con tantos medios. Es un esfuerzo muy fascinante e impresionante", ha destacado Jimeno.

El 11 de enero de 2020 el genoma del SARS-COV-2 se secuencia y se pone a disposición abiertamente; y, a principios de abril, 80 empresas e instituciones de 19 países ya estaban investigando vacunas. "Actualmente se sigue trabajando, se están probando 93 vacunas en ensayos clínicos en humanos, y 30 han llegado a las etapas finales de prueba, se están investigando alrededor de 77 vacunas preclínicas en animales", ha detallado la experta.