Alba de Tormes al día

 

La Junta destina más de 430.000 euros para mejorar la impermeabilidad del IES Leonardo Da Vinci

El plazo de ejecución del contrato es de cuatro meses, estando previsto que se inicien las obras en el último trimestre de 2021

La Consejería de Educación ha comunicado al Consejo de Gobierno el contrato, por importe de 430.725 euros, de las obras para la mejora de la envolvente del Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘Leonardo Da Vinci’ de la localidad salmantina de Alba de Tormes. De esta forma, la Junta de Castilla y León continúa con su compromiso de sostenibilidad medioambiental al fomentar una economía baja en carbono en centros educativos no universitarios. El plazo de ejecución del contrato es de cuatro meses, estando previsto que se inicien las obras en el último trimestre de 2021.

El expediente del que hoy ha informado la Consejería de Educación al Consejo de Gobierno deriva de uno anterior, denominado ‘Obras para la mejora de la envolvente térmica de cuatro centros educativos de la Comunidad de Castilla y León, cofinanciado con fondos FEDER’, habiendo sido objeto de licitación como lote 3 del mismo el IES ‘Leonardo Da Vinci’ de Alba de Tormes, en Salamanca.

Dicha licitación fue declarada desierta en febrero de este año por lo que la Administración autonómica debe efectuar una nueva al mantenerse la necesidad de realizar obras en este instituto. Esta mejora se encuentra contemplada dentro de la Programación de Inversiones de la Dirección General de Centros, Planificación y Ordenación Educativa, con el objetivo de favorecer el paso a una economía baja en carbono en centros educativos no universitarios. El expediente se desarrolla en colaboración con el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN).

El IES ‘Leonardo Da Vinci’ fue construido en el año 1970 y cuenta con cinco edificios. Las obras proyectadas consisten en la rehabilitación de uno de ellos, en concreto, el denominado ‘Gran Duque de Alba’, destinado a aulas de enseñanza, que está formado por planta baja y primera planta con 2.493,63 m2 de superficie construida. De esta forma, se le dotará de un nuevo aislamiento al revestir las fachadas por el exterior con planchas de poliestireno extrusionado protegidas con un revoco decorativo sobre malla de fibra de vidrio. Esta técnica garantiza una total impermeabilidad frente a la filtración de agua desde el exterior y mejora notablemente el aislamiento térmico, con lo que se minimizan las posibilidades de condensaciones de vapor de agua procedente del ambiente. Esta obra se complementa con la sustitución de las carpinterías exteriores por otras de aluminio lacado y vidrio doble con cámara de aire.