El último efecto secundario incorporado al prospecto de la vacuna de Moderna

A la fiebre y dolor en la zona de vacunación, hasta ahora las reacciones adversas más comunes, se suma la diarrea 
Dosis de la vacuna de Moderna

A estas alturas de la vacunación ya sabemos que pueden aparecer reacciones adversas, la mayoría leves y pasajeras, si bien el porcentaje de vacunados que han tenido algún efecto secundario no supera el 0,14% en España, según recoge el sexto Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas Covid-19, elaborado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Un informe que ya incorpora el último efecto secundario que puede causar la vacuna de Moderna, y que a partir de ahora también estará reflejado en su ficha técnica y prospecto. Se trata de la diarrea, a la que se suman las reacciones locales de aparición retardada (lo que se ha denominado ‘brazo Covid’).

“Las reacciones locales retardadas pueden aparecer tras varios días después de haber recibido la vacuna y no deben confundirse con una celulitis”, recoge el informe de farmacovigilancia.


Hasta el día 30 de mayo se administraron en España un total de 2.407.231 dosis de la vacuna de Moderna, que corresponden a 1.720.646 personas, la mayoría mujeres (56%).

En este periodo se han registrado un total de 2.850 notificaciones de acontecimientos adversos tras la administración de esta vacuna. De ellas, 374 fueron consideradas graves. La mayoría de los casos corresponden a mujeres (82%) y a personas de entre 18 y 65 años (89%).

Los trastornos generales como fiebre o dolor en la zona de vacunación han sido los más frecuentemente notificados, seguidos de los trastornos del sistema nervioso (mayoritariamente, cefaleas y mareos) y del sistema musculoesquelético (artralgia y mialgia).