Los cines españoles piden la vuelta de palomitas a las salas

Cinco comunidades, entre ellas Castilla y León, mantienen la prohibición de comer en las salas de cine, si bien, como argumentan, permiten el consumo en el interior de la hostelería

 

Una pareja entra en una sala de cine. Foto: EP

La Federación de Cines de España (FECE) han reclamado que se vuelva a permitir el consumo de alimentos en los cines al estar "en un escenario con una vacunación al alza, una tasa de contagios a la baja y con permiso para consumo en el interior de los restaurantes y locales de hostelería".

FECE ha recordado que Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y La Rioja son las únicas comunidades autónomas que mantienen la prohibición del consumo de alimentos en las salas de cine, y al mismo tiempo, si permiten el consumo en el interior de la hostelería.

"Las salas de cine han demostrado durante todo este año que son una actividad cultural segura. Durante toda la pandemia no se ha detectado ni un solo brote procedente de una sala de cine, un sector que ha demostrado su compromiso con la seguridad de los espectadores, aplicando un estricto protocolo de medidas de seguridad e higiene desde el primer día de apertura", han señalado.

Además, ha incidido en que consumir alimentos en un cine es "una actividad segura". "Una película en una sala de cine se ve sentado y en silencio, minimizando por tanto la emisión de aerosoles frente a otras actividades como puede ser mantener una conversación mientras comes. Todos los espectadores se sitúan en la misma dirección, mirando hacia la pantalla, no están enfrentados unos a otros. No todos los espectadores comen en un cine, ni lo realizan al mismo tiempo", han afirmado.


Asimismo, entienden que una sala de cine es un espacio amplio con techos a gran altura, con "una buena ventilación y saneadas" tras cada pase, lo que genera un volumen y espacio para el aire superior a otros locales.

"Tras un año difícil para el sector, marcado por las restricciones a la actividad y la falta de contenido del mercado americano, las salas de cine confían que este verano sea un punto de inflexión en la recuperación del sector y que se incremente la asistencia de espectadores de forma progresiva", han destacado.

Durante las últimas semanas los cines han vuelto a abrir sus puertas en Reino Unido, Francia, Italia, Holanda y Bélgica entre otros países de Europa y sobre todo en Estados Unidos. Con algo más del 80% de cines abiertos en todo el mundo, según datos de comScore, los grandes estrenos han confirmado sus fechas de lanzamiento para este verano.