Salamanca pierde más de un centenar de viviendas turísticas, aunque sigue liderando la oferta en Castilla y León

La provincia no se ha librado del impacto de la pandemia de la Covid-19 y las restricciones a la movilidad en el mercado vacacional

Turistas en el centro de la ciudad

Salamanca ha perdido más de un centenar de viviendas turísticas en los últimos seis meses, aunque sigue siendo la provincia de Castilla y León con mayor número, con 1.192 viviendas de uso turístico que se anuncian en las plataformas digitales, y según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Salamanca no es una excepción, ya que a consecuencia de la pandemia de la Covid-19 -y las consabidas restricciones a la movilidad y el confinamiento- han sido muchos los propietarios que han decidido mudarse al alquiler tradicional. 

En concreto, entre agosto de 2020 y febrero de 2021, Salamanca ha perdido 122 viviendas turísticas, lo que lógicamente se traduce en un descenso del total de plazas, hasta las 5.403 (frente a las 6.118 plazas con las que contaba el pasado mes de agosto). No obstante, la provincia de Salamanca sigue contando con la mayor oferta de toda la región.

Todas las provincias de Castilla y León han registrado un descenso en el número de viviendas turísticas, y de hecho, salvo Salamanca, ninguna otra provincia supera el millar de viviendas turísticas (León, la que más se acerca, cuenta con 928), según la estadística del INE sobre el número de alojamientos de vivienda turística que hay en España, así como su capacidad. 


Respecto al peso de la vivienda turística sobre el parque residencial, en Salamanca representa el 0,5% del total de las viviendas, porcentaje superior a la media registrada en Castilla y León (0,3%).

En el conjunto de la región hay 5.403 viviendas de uso turístico, y tres provincias (Palencia con 152, Soria con 295 y Zamora con 344) se sitúan entre las que menos viviendas turísticas tienen de toda España. En Ávila se contabilizan 786, en Burgos 594, en Segovia 680 y en Valladolid 432. 

Es evidente que, antes de la pandemia, las viviendas de uso turístico se habían convertido en una alternativa al alquiler tradicional con la que obtener mayor rentabilidad al inmueble. Sin embargo, a consecuencia de la Covid-19, el mercado vacacional también se ha visto seriamente afectado. Esto ha hecho que, como hemos señalado anteriormente, no pocos propietarios hayan decidido retornar al alquiler tradicional, al menos hasta que se alcance la ‘nueva normalidad’.

En España, las viviendas turísticas que se anuncian en plataformas digitales han caído un 8,3% en seis meses, contabilizándose actualmente 294.698, con un total de 1.495.578 plazas.