Las Arribes al día

El Ayuntamiento de Lumbrales alza la voz contra los asesinatos de menores víctimas de la violencia de género

La concejala Rosa del Pozo leyó un comunicado en el que se condena rotundamente este tipo de atrocidades que ha acabado con la vida de 31 menores desde 2013

“Frente a lo acontecido con las niñas de Tenerife, vamos a alzar la voz una vez más". Con este lema el Ayuntamiento de Lumbrales realizaba a media tarde de hoy la convocatoria de una concentración en la Plaza Mayor a las 22 horas. A este misma hora un movimiento feminista había convocado por una manifestación a nivel nacional. "Pero no importa que seas hombre o mujer, contra esta barbarie luchamos juntos", se añadía en la convocatoria efectuada vía facebook.

A esa hora, desde el balcón de la casa consistorial, la concejala Rosa del Pozo, acompañada del teniente de alcalde Jesús Herrero, daba lectura a un comunicado ante los asistentes, mujeres, hombres y niños. Rosa del Pozo se refirió al lamentable final de las niñas de Tenerife, secuestradas y asesinadas por su padre, "la atrocidad de este caso ha provocado dolor en todas las personas que hemos simpatizado durante un mes con la esperanza de su madre". "El maltrato en la pareja tiene determinados patrones y uno de ellos es la violenia que cometen los maltratadores contra sus parejas y exparejas a través de sus hijos, es la utilización de estos menores para seguir haciéndole daño a la madre". La concejala recordó que desde 2013 se han contabilizado de manera oficial, 31 menores asesinados por violencia de genero, "pues tal como se ha ratificado en el convenio de Estambul y en la recien aprobada Ley de la Infancia se reconoe a los menores como victimas directas de la violencia de género".

Por todo esto, “desde este pueblo y desde este Ayuntamiento condenados rotundamente este tipo de atrocidades y pedimos guardar un minuto de silencio por todas las victimas y es especial por la pequeña Olivia" concluyó la concejala.

Tras el minuto de silencio, desde el balcón del ayuntamiento, se soltaron globos de color violeta (color símbolo de la violencia de género) que fueron recogidos por el grupo de niños pequeños que acudieron al acto con sus madres, padres, abuelas.

La asistencia de vecinos de Lumbrales fue menor de la esperada, tal vez condicionada por urgencia y el escaso margen de tiempo desde la hora de la convocatoria.