El cuerpo encontrado en aguas de Tenerife es el de Olivia, la menor de 6 años desaparecida junto a su hermana 

Encontrado a 1.000 metros de profundidad en el interior de una bolsa que estaba atada a la cadena y el ancla de la lancha del padre de las menores

 

 

Buque oceanográfico "Ángeles Alvariño" realiza labores de rastreo en la costa de Santa Cruz de Tenerife. Foto: EP

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güimar acaba de practicar en el Instituto Anatómico Forense de Tenerife, en La Laguna, el levantamiento del cadáver de una niña de en torno a los seis años que, a falta de pruebas médico forenses más determinantes, podría corresponder, prácticamente con toda seguridad, a Olivia Gimeno, la menor desaparecida el pasado 27 de abril junto a su hermana Anna, de un año, y su padre Tomás Gimeno.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), el cuerpo fue hallado por el robot del buque oceanográfico 'Ángeles Alvariño' a mediodía de este jueves a unos 1.000 metros de profundidad, a unas tres millas de la costa tinerfeña. Se encontraba en el interior de una bolsa que estaba atada a la cadena y el ancla de la lancha de su padre, Tomás Gimeno.


Según ha informado la Guardia Civil, los restos han sido trasladados al Instituto Anatómico y Forense en Santa Cruz de Tenerife, donde serán analizados para proceder a la identificación de los mismos.

La Delegación del Gobierno en Canarias ha informado de que los trabajos de rastreo prosiguen en el área de búsqueda que se había determinado por parte de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, encargada de la investigación, a una milla náutica del puertito de Güímar.