Se ven pocos pastores porque “no compensa el sacrificio y las horas que tenemos de trabajo con el rendimiento que obtenemos”

Este ganadero salmantino y sus hermanos continúan sacando cada día a pastar a sus ovejas y siguen realizando la trashumancia a pesar de las grandes dificultades
Ángel Casquero, pastor de La Cabeza de Béjar. / Jorge Holguera

Angel Casquero es pastor como sus antepasados, su padre y su abuelo también fueron pastores, ahora tiene ovejas y vacas junto a sus dos hermanos. Sus ovejas son castellanas, blanca y negra. Ambas rústicas, la segunda más aunque su lana y su piel son menos valoradas por el mercado. Angel Casquero participa cada lunes en la Lonja de Salamanca y es trashumante. En su trabajo entran en conjunción el profesionalismo pero también otros ingredientes como la tradición, el amor y el empeño por mantener con vida una práctica tan positiva como el pastoreo, que a pesar de sus grandes ventajas para el medio ambiente parece tener los días contados.  

¿Qué diferencia hay entre la oveja castellana blanca y la negra?

La negra es más rústica, al ser más rústica mejor. El problema que tiene es la lana. Este año ni la blanca, pero la negra nada, para tirarla.

¿Por qué?

Porque la lana negra no la pueden teñir, entonces los laneros no la quieren. Cuando valía cara la blanca, la negra la pagaban a mitad de precio. Y las pieles de los corderos lo mismo, pero es una oveja más rústica y bajo mi punto de vista cría mejor que la blanca. Es más dura. 

¿Esta raza de dónde sería?

De la Sierra de la Culebra zamorana venía siempre la oveja castellana negra, así la llamábamos nosotros. 

¿En Salamanca cuál sería la más utilizada?

Ya hay muchos cruces, este año he metido carneros merinos para cruzarlas. Tenemos que ir a razas cárnicas porque hay que tener buena morfología para los cebaderos.

¿Para qué es buena la raza castellana?

La castellana es buena para lechazo, de once kilos, una media de 20 a 24 kilos.Luego para grande lo quieren peor.

¿Qué ventajas tiene el cruce de castellana y merina?

Para los cebaderos tiene mejor salida que el castellano.

¿Continúan sacando las ovejas al campo?

Andamos con ellas todo el día, seguimos pastoreando.

¿Ya se ven pocos pastores, por qué?

Muy pocos, muy sencillo, no compensa el sacrificio y las horas que tenemos de trabajo con el rendimiento que tenemos. Nosotros teníamos antes más de dos mil ovejas. Hemos quitado ovejas, habrá 1.400 y hemos metido vacas. La vaca es totalmente diferente. 

¿Qué tipo de vacas tiene?

Mestizas, son avileñas cruzadas con charolés.

¿La vaca también la saca a pastorear?


La vaca está suelta en el campo. No tienes que andar con ellas, no es como las ovejas que tienes que hay que estar los 365 días del año con ellas.

¿Tiene pastores?

Lo llevamos entre mis dos hermanos y yo. No sacamos jornal para  nosotros como para meter pastores.

¿Sus padres y abuelos no les animaron a cambiar de oficio?

No, entonces había alegría, era diferente. Hoy el ovino en extensivo no sé puedo y con la burocracia que hay menos todavía. Y a ver como termina todo esto del lobo que es una segunda parte.

El pastoreo es una práctica beneficiosa para el medio ambiente.

Andando el ganado está todo limpio, donde tienes el ganado lo tienes limpio. Las ovejas se comen los tomillos, las carrascas, las escobas se las comen todas.

Algo fundamental para evitar incendios.

Pero lo que estamos hablando no compensa, los precios actuales con la exclavitud que tiene uno. 

¿Por qué siguen ustedes?

Porque lo hemos mamado de chicos. Más que nada es como un orgullo.

¿Qué se podría hacer para que esto se restableciera o ya no se va a recuperar?

Es muy difícil. ¿Sabes dónde están quedando ovejas? En Extremadura y Andalucía en las fincas. En el tema del pastoreo es muy, muy difícil volver a hace 30 años. Tu dí a cualquiera con 20 o 25 años que se esté todo el día, un domingo, cuando esté nevando o esté lloviendo, en el campo con las ovejas.No quiere nadie,

¿Qué se podría hacer para que esto se recuperara?

Lo veo muy difícil.

Era bonito ver aquellos rebaños pastando y realizando la trashumancia.

Nosotros la seguimos haciendo. Estos días, tras esquilarlas las llevamos de Cabeza de Béjar a Espino de la Orbada, también tenemos unas pocas en Arabayona de Mógica.

¿Las llevan a pie?

Ahora tenemos un camión y las llevamos nosotros, antes las llevábamos a pie y andábamos a cocotones todos los días, los cordeles están todos arados y los policías municipales nos querían cobrar por pasar Salamanca, por ir con nosotros. Dije no, compramos el camión y las llevamos nosotros.

¿Sus padres y abuelos harían la trashumancia?

Mi abuelo pasaba el invierno en Extremadura.