Otra vez demuestran su ignorancia y sectarismo

Santiago Ramón y Cajal

Los nuevos premios, cuyas normas aparecen recogidas en el BOE desde marzo, se dividirán solo en áreas del conocimiento, que se reducen a seis para evitar que se solapen, dicen desde el Ministerio. Las áreas serán las siguientes: Biología y Medicina; Ciencias Químicas, Físicas y Matemáticas; Recursos Naturales, Ciencias de los Materiales y de la Tierra; Ingenierías y Transferencia de Tecnología; Humanidades y Ciencias Sociales; y Tecnología de la Información, de las Comunicaciones y de la Inteligencia Artificial. Cada modalidad contará con dos categorías: el reconocimiento de la trayectoria de los investigadores más veteranos, y el reconocimiento a los menores de 40 años que hayan logrado logros relevantes. En total, se entregarán doce premios. Juan de la Cierva (acusado de fascista) sufrirá aún más penalidades. Si hace unos días se quedó sin aeropuerto en Murcia por la Ley de Memoria Histórica, también es probable que las becas postdoctorales que llevan su nombre dejen de llamarse así. Y no se sabe qué ocurrirá con el programa Ramón y Cajal. La explicación, similar e igual de escueta: cambios en las ayudas previstas en la nueva ley que ultima Pedro Duque. El resultado es que el homenaje a algunas de las figuras más importantes de la ciencia española desaparece (ABC 7/6/021)

Enésima callanuda de los socialistas contra España y su Historia. En cuanto a Ángel Viñas (funcionario, economista, diplomático e historiador español, especializado en la Guerra Civil Española y el franquismo) ya puede sumar un nuevo logro a su dilatado currículum, restaurar la Inquisición en España, ser un nuevo Torquemada. En sus libros podemos leer el odio que siente a los vencedores de la odiosa Guerra de 1936, ¿el motivo? sus ídolos han perdido la Incivil Guerra. ¿No tiene nada que decir sobre que haya un estadio olímpico en BCN con el nombre de Luis Company? (Fundador de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y presidente de la Generalitat desde 1934 a 1939, encarcelado tras proclamar la soberanía de "un Estado Catalán" dentro de la República) Demuestran los siniestros una vez más, el odio, resentimiento, ignorancia e incultura en grado excelso. Incluso en las ocasiones en que no es necesario.

Ya hicieron el ridículo con Pascual Cervera, muerto en 1909, o Cosme Damián Churruca, muerto en acción de guerra en 1805: para quien acumula toneladas de odio y rencor, como la vice de Sanchez, los dos eran franquistas fanáticos y lunáticos. Lo peor de esta gangrena actual, ya no es que sean sectarios desquiciados, sino su oceánica ignorancia y desprecio a cualquier conocimiento adquirido con estudio y esfuerzo. Juan de la Cierva, que murió a finales de 1936 y llevaba once años viviendo en Inglaterra, conoció a Luís Bolín en Londres, y por su relación con el mundo de la aeronáutica medió con la empresa que alquilaba aviones. Bolín alquiló el ''Dragón Rapide'' sin saber para qué. Murió sin haber llegado a conocer a Franco ni tener la menor relación con la sublevación de julio de 1936. ¿Y si en vez de ser Francisco Franco fuera Negrín? Aplausos, calles y plazas con su nombre…¡ufff lo que hay que ver!

Juan de la Cierva, Santiago Ramón y Cajal, Gregorio Marañón o Leonardo Torres Quevedo, Moles, Malaespina, Rey Pastor, Marañón, Meléndez Pelayo son algunos de los nombres que se perderán en los galardones más prestigiosos de la ciencia española. ¿De que sirve en  una España analfabeta y rencorosa la meritocracia?