Los campus deportivos de verano vuelven a escena tras un año en blanco por la pandemia

Hay diversos tipos de cada modalidad para que los más pequeños puedan aprender de la mano de los mejores profesionales

Una edición anterior del campus de Marta Fernández

Los campus deportivos de verano vuleven a escena tras un año casi en blanco por la pandemia del coronavirus, puesto el 2020 fue bastante duro y prácticamente imposible de tener una vida normal en él con todo lo acontecido. Ahora, meses más tarde, hay diversos tipos de cada modalidad -algunos combinan fútbol, baloncesto, tenis y más- para que los pequeños puedan aprender de la mano de los mejores profesionales.

Por ejemplo, en el mundo del balompié abundan las opciones al haber numerosos jugadores actuales y de otros tiempos que eligen Salamanca para formar a aquellos interesados en pasar la época estival de una manera distinta y divertida, lo que supondría una ayuda extra para los padres y familiares que tienen que seguir trabajando este tiempo.

Por su parte, personajes como Piojo, excapitán de Unionistas y actualmente en el Palencia, Antonio Amaro, portador del brazalete en el Salamanca UDS, Vicente del Bosque, exseleccionador nacional con el que España logró el único Mundial de su historia, o Iván Campo, exfutbolista del Real Madrid, apuestan por la provincia charra para sus actividades.


Y tampoco hay que pasar por alto que una entidad campeona de la Europa League, la segunda máxima competición a nivel de clubes, hace escasas semanas como el Villareal se inclina por Carbajosa de la Sagrada para su campus nacional. Y no se debe olvidar al resto de clubes locales que toman el mismo camino entre junio y julio.

Mientras, en baloncesto, el de la experimentada Marta Fernández, que lleva muchos años siendo un emblema para los amantes de la pelota, es uno de los grandes atractivos de los meses de más calor y cuenta con la presencia de todo un exNBA, entre otras cosas, como su hermano Rudy Fernández.

En definitiva, Salamanca es cuna de deporte y de campus de gran riqueza, por lo que los niños gozan de la posibilidad de aprender los mayores conocimientos de algunos de los mejores maestros. Sin embargo, la denominada como ‘nueva normalidad’ marca todo al tener que usar mascarilla, geles y seguir todas las recomendaciones para evitar contagios.