Localizado el albense que puso en peligro operaciones aéreas de Matacán con una aeronave tripulada remotamente

También se ha identificado al responsable de un dron que, con cámara de vídeo, volaba sobre el tejado del edificio del Centro de Inserción Social de Salamanca, ubicado en el Polígono industrial El Montalvo

Aeronave tripulada remotamente (RPA) de ala fija, sobrevolando la zona restringida del aeropuerto de Matacán

La investigación de la Guardia Civil ha desvelado lo sucedido el pasado 5 de agosto de 2020, cuando  la torre de control de la base aérea  de Matacán, ubicada en el término municipal de Villagonzalo de Tormes, detectaba e una Aeronave tripulada remotamente (RPA) de ala fija, sobrevolando la zona restringida del citado aeropuerto, con el consiguiente riesgo en las operaciones aéreas. 

Se activó de inmediato un operativo para localizar tanto la aeronave como a su piloto en tierra, pero no se pudo llevar a cabo por la huida de la zona del responsable.

Sin embargo, los datos aportados por la torre de control permitieron conocer que el sobrevuelo de la zona restringida se había realizado con un RPA de ala fija. La aeronave había sido controlada desde una pequeña zona boscosa del municipio de Carpiobernardo (Salamanca), a gran distancia del aeropuerto, con el fin de no ser localizado y poder salir rápidamente de la zona de búsqueda con la citada aeronave.

Finalmente los Guardias Civiles del equipo PEGASO han podido llevar a cabo la identificación del responsable del vuelo ilegal, un varón de 63 años de edad y residente en Alba de Tormes (Salamanca), y la aeronave empleada, una aeronave de ala fija con una envergadura de 180 cm y un peso de 1 kilogramo.

De manera paralela, el citado equipo PEGASO tuvo conocimiento de la aparición el pasado 24 de marzo de 2021 de un RPA de ala móvil (conocidos como dron) en el tejado del edificio del Centro de Inserción Social de Salamanca, ubicado en el Polígono industrial El Montalvo, cuyo peso total con batería instalada superaba los 250 gramos.

Dicho polígono industrial se encuentra dentro de espacio aéreo controlado, donde se encuentra prohibido el uso de cualquier tipo de aeronave salvo autorización previa, por lo que se llevó a cabo la incautación del dron y la identificación de su usuario, un varón de 37 años de edad y residente en Santa Marta de Tormes, pudiéndose comprobar que la aeronave poseía sistema de grabación de video.

En ambos casos, los agentes observaron que se habían llevado a cabo vuelos en zonas con diversos grados de prohibición, para lo que carecían de permiso de vuelo, que ninguno de los autores poseía la acreditación para el manejo de las aeronaves, y que las mismas carecían de placas identificativas.

De estos hechos e incidencias se elevó informe a la Agencia Española de Seguridad Aeréa (AESA), como organismo competente para el cumplimiento de las normas de aviación civil, para la instrucción de los correspondientes expedientes por la infracción de las normas de seguridad aérea.

NORMAS Y CONSEJOS PARA EL USO DE RPAs (DRONES)

Desde el 31 de diciembre de 2020, al uso de drones se le aplica la normativa europea de UAS, que afecta a todos los drones con independencia de para qué se utilicen o qué tamaño tengan.


Todas las personas que vayan a utilizar un dron, sea con el fin que sea, deben registrarse en AESA para conseguir su número de registro único, que debe quedar plasmado en el dron y cargado en el sistema de identificación a distancia si así lo exige el tipo de dron del que se trate.

No será necesario registrarse en AESA cuando se utilice un dron con un peso de menos de 250 gramos y que no contenga cámara.

Limitaciones generales para el vuelo de drones en España:

 El dron debe estar siempre al alcance visual del piloto (excepto en categoría específica bajo STS BVLOS).

 Nunca se debe sobrepasar los 120 m de altura en vuelo.

 No está permitido volar en un mínimo de 8 km de cualquier aeropuerto, aeródromo o espacio aéreo controlado.

 No es obligatorio el seguro de responsabilidad civil, pero es muy recomendable disponer de uno. El piloto será el responsable de los posibles daños que cause la aeronave.

 El dron deberá llevar una placa identificativa ignífuga fijada en la estructura que contendrá datos como el nombre del fabricante, el modelo, número de serie (si corresponde) y los datos de contacto del piloto.

 En caso de que el dron contenga cámara, se debe proteger el derecho a la intimidad de los individuos que pudieran aparecer en las imágenes captadas y tener especial cuidado con su divulgación pública para no vulnerar la Ley de Protección de Datos.

Limitaciones drones de menos de 250 gramos:

Además de las anteriormente reseñadas, se debe obtener la certificación sobre conocimientos establecida por AESA.

No se deben superar los 120 metros de altura desde el suelo, ni los 50 metros de distancia horizontal.

No se pueden sobrevolar Parques Nacionales, zonas de conservación de fauna, Reservas de la Biosfera, y demás espacios naturales protegidos.

Es posible volar por zonas urbanas, edificios o aglomeraciones de personas, pero a una altura máxima inferior a 20 metros del suelo.

Vuelo en zonas urbanas:

El dron no puede tener un peso de más de 10 kg.

El vuelo se debe hacer dentro del alcance visual del piloto.

Es necesario que el dron contenga un sistema de amortiguación de caídas, por ejemplo un airbag.

Cuando el vuelo se realice en una zona habitada, es obligatorio contar con una autorización aprobada por AESA.

Zonas autorizadas para el vuelo de drones

Para cualquier duda sobre lugares en los que se puede volar drones en España se puede consultar la página web de ENAIRE Drones, plataforma creada para conseguir toda la información que se necesita para operar con un dron de manera segura, tanto con fines de ocio como profesionales.

ENAIRE, que pertenece al Ministerio de Fomento, también cuenta con una aplicación en el que puedes indicar el tipo de dron que harás volar y con qué fines, para acceder a toda la información sobre los límites aplicables al vuelo.