Ciudad Rodrigo al día

 

Finaliza el rodaje de ‘La Sirvienta’, que ha involucrado a unas 300 personas en total

Desde Contracorriente se muestran muy satisfechos por el rodaje, más aún en esta época con las restricciones a las que obliga el coronavirus

En la madrugada del sábado al domingo llegó a su final el rodaje de La Sirvienta, el nuevo proyecto cinematográfico dirigido por Pablo Moreno de la productora mirobrigense Contracorriente Producciones, que relata la vida de Vicenta María López Viñuela, la fundadora de las Religiosas de María Inmaculada, dedicadas a la formación y acompañamiento de las mujeres que trabajan en el servicio doméstico.

Según ha dado a conocer Contracorriente, en el rodaje han estado involucradas un total de 300 personas, entre ellas 46 técnicos, 52 actores, 160 figurantes y otros tantos que han participado de forma indirecta. En lo que respecta a los actores, han llegado de Castilla y León, Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana, País Vasco, Cataluña, Madrid y Navarra, e incluso de países extranjeros como Sudáfrica o Polonia.

Entre ellos han estado un grupo de actores procedentes de la ‘Familia de Cine’ que han fundado Scott Cleverdon y Assumpta Serna, con clases online desde hace más de un año en una experiencia novedosa y creativa. La propia Assumpta Serna interpreta un papel como viene ocurriendo en las últimas producciones de Pablo Moreno (fue la protagonista de Red de Libertad), repitiendo también en La Sirvienta otras caras habituales de los rodajes de Contracorriente Producciones, como Elena Furiase (quién estuvo en Un Dios Prohibido y Poveda).

El rodaje comenzó el 6 de mayo en la localidad navarra de Cascante, donde el 22 de marzo de 1847 nació Vicenta María en el seno de una familia cristiana y acomodada de la época. Posteriormente, se ha desarrollado prioritariamente en Ciudad Rodrigo (también en Salamanca capital), empleando distintos rincones de la ciudad así como los estudios y platós que Contracorriente Producciones está levantando en Ivanrey (con la colaboración de fondos europeos llegados a través de Adecocir), con los cuales quiere consolidar una industria audiovisual en la ciudad.

Según señalan desde Contracorriente, la participación de 300 personas en el rodaje de esta película de forma directa y en servicios complementarios (catering, alojamientos, alquiler de maquinarias, etc.) es “un empeño decidido por parte de esta productora en generar vida en esta zona del oeste del oeste europeo”, recalcando que la cultura es “generadora de vida económica y vertebra el propio territorio”. En este caso, la satisfacción por el desarrollo del rodaje es “más importante si cabe” debido al coronavirus, ya que obliga a tener una “mayor exigencia” en todos los procesos.


En esos sets de rodaje han estado estos días hasta seis religiosas de María Inmaculada, procedentes de Roma, Barcelona, Bilbao, Murcia y Valladolid, quienes, tras haber mantenido innumerables encuentros durante el último año con Pablo Moreno para preparar el guión de la película, han entrado en contacto con la actriz que da vida a la Santa en su edad adulta, Cristina González del Valle (también la interpreta en su etapa de niña la pequeña Daniela Arias Moreno).

En este sentido, desde Contracorriente explican que la película tendrá varías líneas temporales, una de ellas en la actualidad, para irse sumergiendo en la peripecia de Vicenta María y otras mujeres en el último tercio del siglo XIX, “tan problemático en lo social y económico, incluso en lo religioso, y a la vez tan rico de experiencias impresionantes de mujeres valientes e innovadoras como Vicenta María”.

Desde Contracorriente Producciones muestran su agradecimiento a las Religiosas de María Inmaculada no sólo por contar la historia de su fundadora, “sino la historia de tantas ‘sirvientas’ en la actualidad, en todas las casas que tienen por todos los continentes”. Asimismo, agradecen las atenciones recibidas durante los días de rodaje en Cascante por parte de la comunidad que regenta la casa de esta institución religiosa, así como del párroco y de todos los voluntarios que intervinieron (también hubo 8 figurantes, entre ellas 7 mujeres jóvenes naturales del pueblo).