Ciudad Rodrigo al día

 

Renacen las carreras deportivas en Ciudad Rodrigo con la calurosa IV edición del Duatlón Cross

El evento, que se prolongó más de cuatro horas incluyendo la entrega de premios, tuvo como epicentro el Polígono de Los Chabarcones

Las carreras deportivas están de vuelta a Ciudad Rodrigo un año y cuatro meses después, en concreto, desde aquella mañana de domingo previa al Carnaval del Toro 2020 (16 de febrero, para ser más exactos) en la que se disputó una nueva edición del clásico y multitudinario Cross de Carnaval, sin que nadie pudiera sospechar en ese momento la que se venía encima con la pandemia del coronavirus, que estalló menos de un mes después trastocándolo todo por completo.

Aunque muy lentamente, poco a poco han ido disputándose algunas competiciones deportivas cuando ha sido posible, pero hasta la mañana del primer domingo de junio de 2021 no se había podido volver a disfrutar en Ciudad Rodrigo de una competición de carrera. El evento que ha tenido el privilegio de abrir esta nueva era ha sido el IV Duatlón Cross de la ciudad, que precisamente por la pandemia ha trasladado su epicentro de la Plaza Mayor hasta el Polígono de Los Chabarcones, un lugar mucho más espacioso en todos los sentidos.

La larga avenida que conecta el Centro de Salud y Especialidades con el Cementerio fue el corazón de la carrera, estando allí instalada la línea de salida, la línea de meta, y la zona de transición, con todas las bicis dispuestas para que se cogiesen una vez completado el primer tramo de carrera a pie (para los adultos, de 4 kilómetros, por el Polígono y su entorno), y fuesen devueltas una vez finalizado el tramo en bicicleta (de 21 kilómetros, por la sierra cercana), para afrontar el último tramo a pie (de 2 kilómetros, de nuevo por el entorno).

Toda la carrera (que ha formado parte del Circuito Provincial de Duatlón de la Diputación de Salamanca) estuvo acompañada por el sol, y especialmente por el calor, lo que la hizo más dura, especialmente el tramo en bici, con un recorrido bastante exigente, donde se produjo el abandono de un participante al reventarle una rueda de su bici.


Este es el único incidente de relevancia del que se tiene constancia junto a la gravísima imprudencia del conductor de una furgoneta en el primer tramo de carrera a pie: justo cuando estaban pasando todos los participantes enfilados por la calle de los Gremios, el conductor, procedente de la vía situada entre medias del concesionario y el supermercado del Polígono, decidió pasar por el medio para tomar la vía más cercana en dirección al Camino del Cementerio, haciendo caso omiso a las cintas que prohibían estos pasos y a las voces especialmente del público. Así, algunos corredores tuvieron casi que detenerse para esquivar el vehículo.

Obviamente, este Duatlón Cross también ha estado marcado por la pandemia, debiendo los corredores tener puesta la mascarilla hasta el momento de la salida, en la cual debieron colocarse sobre unos puntos señalados en el suelo para mantener la distancia de seguridad (asimismo, se permitió salir por dos arcos diferentes para que hubiera más espacio). Igualmente, una vez llegados a meta, o bien finalizada su participación tras realizar el tramo en bici (en el caso de aquellos que compitieron por relevos), tuvieron que ponerse inmediatamente la mascarilla.

Pese a estas ‘molestias’, todos los congregados se mostraron muy satisfechos por el regreso de las carreras, y además con tan buena participación: más de 200 personas entre los deportistas que afrontaron el recorrido al completo, los que lo hicieron por relevos, y los más pequeños. La mañana de competición fue muy larga, como lo demuestra el hecho de que la entrega de premios no finalizó hasta las 14.50 horas, más de cuatro horas después del inicio de la prueba absoluta (a las 10.35 horas).