Casado y sus fantasmas peperos

El actual PP de Casado no es aún partido de Estado con aspiraciones de gobernar. En algunas comunidades apenas tiene representación parlamentaria y en otras cogobierna, más mal que bien, con el ya defenestrado Cs o con el consentimiento y apoyo del ´fascio´ de Abascal y su tropa. A la ultraderecha de Vox la sigue dando de ´comer´ políticamente.

 

 

 

En realidad nunca se han ido. Han estado ahí medio escondidos en la sede pepera de Génova 13, acurrucados en el cuarto de las ´ratas,´ entre los destrozos de los ordenadores y las facturas falsas. Los fantasmas de la corrupción retornan para atrapar al PP de Casado, a pesar de querer quitárselos de encima con ese típico chiste popular de “ quita, bicho, quita”.

García Castellón, juez de la causa por la trama ´Kitchen´, ha imputado a la exdirigente del PP,  Mª Dolores de Cospedal y a su marido, López Hierro, como investigados por los delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias. Según el instructor del caso hay más que indicios suficientes de la participación de ambos en la trama policial organizada para tapar sus corruptelas. Entre ellas, el trascendental caso de espionaje y robo de documentos al extesorero del PP Luis Bárcenas para evitar que cayeran en manos de la Justicia. Es uno de los hechos más graves de los que hasta ahora se conocen en las fechorías del PP. Ante indicios tan creíbles y peligrosos podemos estar ante un delito de Estado. Y eso le pilla tan de cerca a Casado por su relación con Cospedal, precisamente. Además, Bárcenas va más lejos porque apunta al cohecho en la era de Aznar y a la caja b que usó Aguirre.

Pero ni con ´esas´ Casado considera que esta imputación de su ´madrina´ sea motivo expediente sancionador (insoslayable) según estatutos PP. Claro, Cospedal, es nombrada en 2018 a dedo por él para miembro –vicepresidenta– del Real Instituto Elcano por el PP, como recompensa a sus favores en las `primarias´ del PP.

Para más ´inri´ de la cercanía actual de Cospedal al PP, ella ficha para defenderla al mismo abogado del partido, Jesús Santos, experto en corrupciones. Así que, no sé Casado, aclárate…

´Mpuntorajoy´, Bárcenas, Cospedal, Villarejo, Fernández Diaz y muchos etc. –ahora, en el caso  operación ´Kitcken´, imputados de corrupción unos; otros llamados a declarar por supuestas corruptelas; algunos ya en la cárcel– abortan la  pequeña remontada para echar a Pésanchez de la Moncloa. En realidad, la subida –victoria fantasía o realidad– la inició el efecto ´ayuso´, y Casado y Teo G-Egea se sumaron con inusitada rapidez a la estrategia de la presidenta madrileña. Y es que IDA, Ayuso, cual marioneta manejada por los titiriteros MAR, F. Lasquetty, el Juez motero Enrique López, y A. Serrano, acertó de lleno en su enfrentamiento con la Izquierda en Madrid.

Pero el reciente y corrupto pasado del PP no termina nunca porque Casado no quiere –o no puede–zanjar con ellos. Mantiene aún estrechos  lazos y deudas con Aguirre, Aznar y Rajoy.

El actual PP de Casado no es aún partido de Estado con aspiraciones de gobernar. En algunas comunidades apenas tiene representación parlamentaria y en otras cogobierna, más mal que bien, con el ya defenestrado Cs o con el consentimiento y apoyo del ´fascio´ de Abascal y su tropa. A la ultraderecha de Vox la sigue dando de ´comer´ políticamente.

El éxito arrollador de las ´ayusadas´, que capitalizó muy bien la fatiga pandémica de la gestión del Gobierno y el rechazo a Pésanchez y a Piglesias, se ha orquestado excelentemente en los media.

Por eso Casado sigue tensionando el conflicto. Algunas comunidades del PP (Madrid, Galicia, Castilla y León, Murcia y Andalucía) desafían a Pésanchez y a sus nuevas medidas sanitarias y económicas de la salida de la pandemia, con amenazas de desobediencia lideradas por Ayuso.

El PP, con el ´subidón ayuso´, intenta tapar la maloliente corruptela genética del PP. Intenta meternos la idea de que los indultos son peor cosa que eso. Y aplican las leyes y los indultos a su manera.

Esta estrategia de marketing en contra de los indultos del ´procés´ está perfectamente orquestada en los media. Y Pésanchez lleva las de perder, si no explica bien los motivos políticos –de forma muy clarita, con más pedagogía–, y se pone firme en su complimiento rápido, avanzando en el diálogo con ERC en Catalunya.

Casado, no escarmentado, y reforzado por los apoyos del expresidente Felipe González, de Alfonso Guerra y de parte de su vieja guardia sociata, vuelve a la foto de Colón, con Vox y Cs, para afear a Pésanchez los indultos catalanes.

Y parece que la cosa va a seguir igual: continuas trifulcas y zancadillas al gobierno de Pésanchez: poder judicial, pandemia, política exterior, emigración, indultos catalanes, economía y paro, etc.

Su gran líder en lo económico, Rodrigo Rato, otra vez va al banquillo judicial procesado por blanqueo de capitales. “Lo llevan en los genes”. En C y L, hay más que supuesta financiación ilegal del PP en la primarias. 32 cargos del partido comparecerán ante el magistrado al que la Audiencia de Salamanca obligó a reabrir una investigación.

Para meter más presión al gobierno PSOE-Unidas Podemos, Casado se entrevista con líderes de las coaliciones nacionalistas marroquíes que piden la adhesión para Marruecos de Ceuta y de Melilla.  Y en su reciente viaje al país magrebí vuelve a dar ´caña´ a Pésanchez por su nefasta su gestión de la crisis. Pero, una vez más, Casado es torpe, mostrando deslealtad y bisoñez política de becario ´fracasado´. La beca se le está acabando; le quedan tres telediarios.

¿Será IDA Ayuso –con su ultraliberalismo alocado y sin tapujos– la que coja las riendas del PP nacional, algo más animado por su aciertos y memes?