Alba de Tormes al día

 

La Jornada Medieval en honor a Bernardo del Carpio, suspendida por segundo año consecutivo

“Las medidas de distanciamiento social no nos permiten las actividades presenciales, gran inconveniente para las asociaciones culturales como la nuestra que tienen entre sus objetivos la dinamización del entorno en el que están implantadas”, apuntan desde la organización
Edición pasada de la Jornada Medieval en honor a Bernardo del Carpio / Archivo

La Jornada Medieval en honor a Bernardo del Carpio ha sido suspendida por segundo año consecutivo debido a la actual situación sanitaria. La organización de este evento ha hecho extensiva la noticia a través de un comunicado en el que con pesadumbre y tristeza señalan la suspensión del acto.

“Este tiempo de pandemia que ya se alarga más de un año también nos ha impedido la realización de las actividades que durante el curso nuestra asociación programa para los socios. Las medidas de distanciamiento social no nos permiten las actividades presenciales, gran inconveniente para las asociaciones culturales como la nuestra que tienen entre sus objetivos la dinamización del entorno en el que están implantadas. Es nuestra intención retomar estas actividades en el momento que se puedan realizar con la seguridad que recomiendan las autoridades sanitarias”, apuntan en el comunicado.

De la misma manera, en el comunicado aprovechan para desgranar la preocupación por la inclusión del Castillo de Carpio Bernardo en la Lista Roja del Patrimonio que elabora la Asociación Hispania Nostra, y que ha tenido una gran repercusión en medios de comunicación locales, regionales y nacionales.

“El castillo está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), y hemos comprobado que fue cedido al Ayuntamiento de Villagonzalo de Tormes en marzo de 1973, a petición de éste, según se cita textualmente en el BOE correspondiente: "El Ayuntamiento de Villagonzalo de Tormes ha solicitado cesión gratuita de los restos del castillo sito en dicho termino municipal, con el fin de atender a su conservación". Desde nuestra Asociación nos hemos puesto a disposición de la corporación municipal para participar en las actuaciones que se dispongan y estén dentro de nuestros fines estatutarios. Actualmente la principal agresión al castillo está producida por el acceso de motos y otros vehículos campo a través, dañando considerablemente las ruinas existentes. El Ayuntamiento ha colocado unos carteles informativos en algunos puntos, alguno ha sido ya arrancado y no han cesado las agresiones al patrimonio. Los medios económicos del Ayuntamiento son escasos, por lo que nos gustaría que otras entidades públicas como la Diputación o la Junta de Castilla y León colaboraran en una protección mayor del bien cultural”, señalan.

Para finalizar, apuntan también que este año se han comenzado los estudios y análisis de diferentes propuestas de actuaciones con vistas a potenciar los fines de la sociación, como son la divulgación y la creación de un centro de investigación de la figura de Bernardo del Carpio, teniendo como referencia el castillo de Carpio Bernardo.

La Asociación Cultural Bernardo del Carpio

La Asociación Cultural Bernardo del Carpio se constituyó en el año 2005. Es una organización sin ánimo de lucro cuyos fines son la divulgación, investigación y creación de un centro de investigación del personaje de Bernardo del Carpio. Es de ámbito nacional, teniendo su sede en las antiguas escuelas de Carpio Bernardo (Salamanca). Realiza diversas actividades culturales, siendo la más conocida la jornada anual de homenaje a Bernardo.

A lo largo del año se programan actividades culturales, lúdicas y divulgativas mediante un proceso participativo para la asistencia y colaboración en los diversos talleres artesanos de elaboración de cuero, confección de pendones, estandartes e indumentaria medieval, construcción de tambores, realización de espadas, representaciones teatrales, conferencias, exhibición de cetrería, mercado medieval, etc. Estas actividades no sólo consisten en la celebración de la jornada medieval, sino que son actividades anuales planificadas con el objetivo de dinamizar la actividad socio cultural del entorno.

Durante todo el año estamos trabajando en su preparación, elaborando productos y utensilios que nos sirvan para el desarrollo posterior de actividades y así obtener ingresos adicionales para la financiación de estas. Con este objetivo empezamos a trabajar en la organización de las actividades, buscando la colaboración de empresas, debido a que las Administraciones Públicas destinan cada vez menos dinero de sus presupuestos anuales a subvenciones de asociaciones culturales.

Jornada Medieval en honor a Bernardo del Carpio

Este día Carpio Bernardo retrocede varios siglos, las calles se engalanan a la manera del medievo, y los habitantes y miembros de la Asociación Cultural se visten con ropajes de la época. Desde las 12:00 horas hasta bien entrada la noche se suceden gran variedad de actividades como exhibiciones de cetrería, exposiciones de estandartes, escudos y fotografía, animación de calle, guiñoles y juegos medievales para niños, artesanos, finalizando con la lectura de romances al anochecer a la luz de las antorchas en los restos del castillo de Bernardo.

Se trata de una celebración distinta a tantos mercados medievales que han proliferado por nuestra geografía. En nuestro caso tratamos de recordar a un personaje que acabó convirtiéndose en héroe gracias a la tradición oral, recogida en el romancero, que fue muy conocido en generaciones pasadas y posteriormente cayendo en el olvido en beneficio de otros caballeros más conocidos, por lo que nuestra Asociación quiere reivindicarlo como figura importante cercana a nuestra tierra y que forma parte de la rica identidad cultural de nuestro país.

Bernardo del Carpio, entre la historia y la leyenda

La Jornada Medieval es una buena oportunidad para conocer o recordar a un personaje en el que se mezcla la historia y la leyenda. Nacido fruto de los amores de Jimena, hermana del rey Alfonso II apodado el Casto y del conde de Saldaña, a los que el monarca manda a clausura en un convento y encarcela en el castillo de Luna, respectivamente. El rey cría a su sobrino en la corte, desde donde parte bien joven a la batalla de Roncesvalles, derrotando a las tropas francesas de Roldán, lo que le convierte en héroe cantado en los romances que han llegado a nuestros días. Cuando Bernardo se entera del cautiverio de sus padres, pide al rey que los libere, y al no conseguirlo huye del reino. Recala en tierras de Salamanca, y construye el castillo de Carpio, desde donde continúa sus campañas militares. Hoy apenas quedan unos restos del castillo, pero Bernardo del Carpio ha dado nombre a la localidad.