Paseo terapeútico

Puede ser de tres horas, varios años o una vida. Me refiero a lo que representa reflexionar sobre la  realidad que vivimos en el lugar del mundo donde está situada la Casa Escuela Santiago Uno, el centro de Formación Profesional Lorenzo Milani y la quesería Mil Caminos en Gomecello.

Niñas y niños, adolescentes y jóvenes. Llegan a nosotros cada vez más jóvenes con largas trayectorias de visitas a psicólogos, psiquiatras, pedagogos, etc.

Pienso que se cortan avances académicos por bloqueos ante una “H” o ante una “ raíz cuadrada”. También muchos diagnósticos de diferentes traumas impiden un avance vital o un itinerario posible. Algunos de los nuestros siguen avanzando sin afrontar un trauma, sin resolver una adicción, sin poner alguna “H” o sin saber dividir.

La vida de una persona es mucho más. Aquí se ha creado un ecosistema ecosocial comunitario donde la innovación es cada día sin juicio. Las emociones tienen infinitas expresiones y todas valen. Las inteligencias son múltiples y todas sirven para aprobar. Cinco puntos de curriculum y los otros cinco más de cincuenta alternativas de aprendizaje servicio. Se salvan aves, se cuidan ovejas, se hacen jardines, huertos, bioconstrucciones, quesos, vino, aceite, cocina, teatro, circo, cine, se atiende el ropero, se trabaja en Marruecos, se viaja, se canta, se baila, … Aquí nos construimos respondiendo al día a día de la vida sin estereotipos. Las expectativas irreales de padres y profesores pueden devolver a una niña a la droga. Algunas veces no se pueden motivar grandes cambios desde intervenciones profesionales aisladas. Aquí hay múltiples intervenciones interdisciplinares con las bases teóricas prioritarias del Modelo constructivista sistémico y centrado en soluciones, Freire y Milani.

La madre médico no quiere que su hija  sea peluquera de barrio. La burbuja de los vencedores, productores integrados en la sociedad, está en un planeta distinto a los perdedores, con banderas de sentimientos desbordados donde pueden necesitar la escafandra de la droga.

Desde la calle, aula alternativa de cata de oficios, formación profesional básica, ciclo de grado medio de forestal o jardinería y acaban con el ciclo superior de gestión forestal o integración social, más títulos de monitores o coordinadores de tiempo libre también.

Caso A, después del itinerario además es madre soltera, B, está en la universidad es educador en Santiago Uno y es pareja de una chica gitana que también ha hecho el paseo, C, vino en patera hizo el itinerario, es educador y estudia en la Universidad. D, cumplió la medida judicial y sacó la ESO con la FP básica. E, se bajara donde se bajara del itinerario se apostó por su felicidad y enriqueció su resiliencia, tolerancia a la frustración, autoestima, y procuramos curar rencores y recuperar la ternura. Muchos abecedarios de distintas lenguas conviven en simbiosis buscando soluciones sin pasarse la vida centrados en problemas que aquí externalizamos.

Las profecías autocumplidoras, de los prejuicios, los diagnósticos, y las expectativas externas a nosotros mismos, nos someten y nos roban nuestra soberanía.