El Pilar, bravura y clase para seguir en primera línea

Este lunes llegó el triunfo para la divisa salmantina con el indulto de ‘Alambrisco’ de la mano de Joaquín Galdós en Tobarra, municipio de Castilla La Mancha. Días antes, Moisés Fraile analizaba con SALAMANCA AL DÍA el momento actual de la ganadería

Moisés Fraile en la plaza de tientas de su ganadería | FOTOS: Iván González

Tropezar y volver a empezar. Siempre seguir. No queda otra. Lo sabe muy bien la familia de Moisés Fraile que no empezaron la temporada como les habría gustado en el San Isidro de Vistalegre. Siguieron sin perder la fe cada día en el campo, conscientes de que un día no debería empañar una trayectoria de éxitos, esfuerzo y sobre todo, mucha entrega y dedicación. Así, el lunes llegó la recompensa de tanto esfuerzo en Tobarra, municipio de Castilla La Mancha. Llegó el triunfo para la divisa charra con el indulto de ‘Alambrisco’ de la mano de Joaquín Galdós. Retransmitido por CCMedia, el ganadero mostró su alegría tras la concesión del indulto. “Son momentos de mucha emoción, y eso es lo que estábamos persiguiendo. Ha sido un toro muy bravo, el torero ha estado fenomenal con él. El toro ha ido a más, y a más, y ni sé cuánto tiempo ha estado embistiendo. El toro de hechuras estaba preparado para cualquier plaza de primera. Necesitábamos un día así para empujarnos a seguir creyendo. Las condiciones del toro han sido extraordinarias”, manifestó.

Días antes, Moisés Fraile compartía con SALAMANCA AL DÍA una tarde de tentadero. Se dieron cita en el ‘Puerto de la Calderilla’ Manuel Jesús El Cid y Jesús Enrique Colombo. Se lidiaron cuatro vacas, de buen comportamiento. “Ves tentar a los toreros así y te das cuenta de la importancia de no perder la ilusión. Siempre en los tentaderos vemos cosas buenas en nuestros animales, por eso duele tanto lo que nos pasó el otro día en Vistalegre”, explicaba.

El Cid es uno de los toreros de la casa. Es el tándem perfecto que tantas veces ha dado gloria a esta ganadería salmantina y el torero sevillano. “Con el Cid nos pasa una cosa curiosa, y es que siempre que viene a casa, al menos una vaca siempre sale extraordinaria, siempre, y él la cuaja de manera exquisita. Disfrutamos ambos, que venga él es una garantía. Su trayectoria ha estado muy vinculada a esta ganadería, algo que para nosotros es un orgullo”, explica el ganadero.

El Cid recuerda muchos toros de El Pilar que le han dado triunfo a lo largo de su carrera, pero especialmente ese ‘Portilloso’ que toreó a placer en Las Ventas en 2008. El mal uso de la espada le privó de triunfo, pero seguramente fuera esa faena una de las más importantes a lo largo de su trayectoria en Madrid.

La exigencia a los ganaderos

“Lo que vivimos los ganaderos es muy difícil. Se nos exige mucho. Si antes del Covid el número de festejos ya se había visto reducido, la situación actual no parece que se vaya a solucionar a corto plazo. Se están dando muy pocas Ferias, y las que se están dando lo están haciendo reduciendo el número de festejos y siempre con las mismas ganaderías anunciadas. Ni el toreo son los cuatro toreros que están toreando ni las cuatro ganaderías que están lidiando”, explica.

Antes de marzo de 2020 cuando estallara la pandemia, las expectativas de esta ganadería eran muy altas. Tenían vendidas siete corridas de toros, y todo se paró de repente. Sólo pudieron lidiar un toro en Camas en la encerrona de Esaú Fernández, con el que el torero sevillano triunfó y en la que el toro de El Pilar fue premiado con la vuelta al ruedo.

Además, lidiaron una corrida completa en Astorga el 24 de agosto con un extraordinario juego. Joaquín Galdós indultó a ‘Potrico’. Resultó un gran encierro con el que el diestro peruano y Juan Leal se repartieron siete orejas y ese rabo simbólico. El quinto fue premiado con la vuelta al ruedo.

Lidiaron también en 2020 una novillada dentro de la Gira de la Reconstrucción que puso en marcha la Fundación Toro de Lidia para paliar los efectos tan duros que dejó la pandemia en el sector y que aún hoy siguen sufriendo.

“Fue un año muy duro. Lo pasamos mal, nosotros y todos los ganaderos, así como centenares de negocios que han tenido que cerrar. El problema añadido que hemos sufrido los ganaderos es que nos hemos sentido desamparados por las instituciones, se han olvidado de nosotros. Las ayudas que se nos han concedido han sido irrisorias, ha sido como una burla. No es serio, el sector taurino se paró absolutamente del todo, y las ayudas públicas han parecido una tomadura de pelo”, explica el ganadero.


Situación incierta de cara a la temporada 2021

La incertidumbre sigue de cara a la temporada 2021. En los futuros meses, por el momento, nada cerrado. “Hay muchas cosas habladas con los empresarios, muchas opciones posibles pero todo es demasiado incierto, algo que obviamente como ganaderos nos preocupa. Hay conversaciones para ferias de septiembre, para octubre que están en el aire a la espera de cómo evoluciona la situación sanitaria. Todo va a depender de la vacunación”, explica.

La camada actual de El Pilar ronda los 120 animales entre erales, utreros y toros. Moisés quiere ser optimista respecto a la situación actual: “Nosotros en casa si pensáramos que esta situación no se va a arreglar habíamos quitado la ganadería como han tenido que hacer tantos ganaderos, pero no lo vamos a hacer y seguimos peleando. Yo sé que tengo la ganadería en muy buen momento. El sector tiene que estar unido y lograr que la tauromaquia llegue a todos los rincones del país. Los toros deben ser un espectáculo que llegue a todos los pueblos de España, a todos los rincones. No podemos limitar la Fiesta a las corridas de Madrid, de Sevilla y Pamplona, eso es la punta del iceberg. Salamanca, por ejemplo, es una tierra taurina por excelencia, una provincia con muchísima afición, pero al final solo se dan corridas de toros prácticamente en Salamanca, Guijuelo, Ledesma, Béjar y Vitigudino, poco más; es irrisorio. Tenemos que dar un espectáculo que sea rentable, que no sea ruinoso, y que capte a nuevos aficionados. Los ganaderos que nos hemos mantenido vamos a seguir adelante, y por eso la afición no debe rendirse. Yo trabajo cada día como si tuviéramos este año 20 festejos cerrados. Hay esperanza en que esto se va a solucionar. Creo que esto nos va a servir para salir con más fuerza”, concluye.


Colombo: “Las vacas de El Pilar tienen siempre un fondo de calidad y eso me permite disfrutar”

Jesús Enrique Colombo intensifica su preparación de cara a la temporada 2021 que arranca el próximo 19 de junio en Istres. Sustituirá a Maxime Solera. Toreará junto a Thomas Dufau, Andy Younes, Leo Valadez, Adrien Salenc y Tibo García. Al tratarse de una corrida en la que se lidiarán astados de seis ganaderías distintas, Colombo se enfrentará a un ejemplar de Jalabert.

El peruano disfrutó en El Pilar con las dos vacas que pudo torear. “Es un placer para mi tentar en esta casa porque es una ganadería de mucha categoría ya que sus vacas tienen muchas cualidades, me ayudan a mejorar, a mi técnica y además me permiten mucho disfrutar mucho también porque este tipo de animales tienen además mucha nobleza”.

Afronta una temporada importante. “Estoy deseando que llegue la fecha de Istres y poder arrancar, han sido muchos meses parados y aunque se ha hecho dura la espera, creo que me ha venido muy bien para trabajar en mí mismo. Tengo por el momento ya firmadas alrededor de cinco corridas y estoy muy motivado para que este año esas tardes, y todas las que vayan saliendo, me sirvan para reforzar mi nombre en el escalafón superior y crecer como torero. Cuando esté en la plaza los aficionados van a ver otra dimensión de mí mismo y estoy muy motivado para dar la cara y que se vea mi evolución”.