El 97% de los menores de 60 años vacunados con AstraZeneca en Castilla y León elige la misma vacuna para la segunda dosis

La mayoría de las personas que han optado por AstraZeneca es personal sanitario como farmacéuticos o veterinarios, es decir, “personas informadas que han elegido esta opción”

Dosis de la vacuna de AstraZeneca

El 97 por ciento de los ciudadanos menores de 60 años de Castilla y León a los que les correspondía la segunda dosis de la vacuna tras haber recibido una primera de AstraZeneca han optado por la británica en lugar de Pfizer como recomienda el Ministerio, como ha detallado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien ha explicado que en la Comunidad no se rubrica el consentimiento informado al considerarlo "tácito" al acudir a la cita.

Casado ha comparecido este martes para detallar la situación epidemiológica de la Comunidad y ha explicado que hasta el momento se ha llamado a vacunar con estas segundas dosis a 8.764 personas menores de 60 y 8.544 personas optaron por AstraZeneca, por lo que el 97 por ciento de los avisados hasta el momento eligen mantener la pauta de la británica.

La consejera ha recordado que la mayoría de las personas que han optado por AstraZeneca es personal sanitario como farmacéuticos o veterinarios, es decir, "personas informadas que han elegido esta opción".

En este sentido, Casado ha asegurado que en este momento y con el último envío de AstraZéneca previsto -67.600 dosis- habría vacunas suficientes para cubrir a las 70.000 personas menores de 60 años pendientes y de forma "parcial" a las 170.000 de entre 60 y 69, algo que confía que esté garantizado tras el compromiso de la farmacéutica.


"Hasta ahora, con las vacunas que tenemos, nos da para cubrir persfectamente primer grupo de 60 años y luego poder cubrir si nos llega más vacunas, que empresa dice que sí", ha explicado.

En cuanto a la firma del consentimiento informado la consejera ha explicado que en la Comunidad finalmente no es necesario firmar ningún documento cuando se acude a ponerse la segunda dosis, ya que, desde su punto de vista en el momento se que acude a la cita se da un consentimiento "tácito".

Así, ha explicado que no se entiende que se pida ahora un consentimiento informado si no se solicitó con la primera dosis. "No creemos que sea imprescindible, igual que no lo ha sido para vacunas puestas con anterioridad, se hacía para uno para los dos, consideramos que una persona que está informada y acude ya da su consentimiento tácito", ha zanjado.